Tras seis años desde su primer single por fin el primer largo de Papá Topo está en la calle. En «Ópalo Negro» nos encontramos con un trabajo prácticamente nuevo, donde no hay ni rastro de los éxitos del grupo como «Oso Panda», «Lo Que Me Gusta Del Verano Es Poder Tomar Helado» o «La Chica Vampira» y sí de algún tema menos conocido con algunos retoques que sumados a los originales da como resultado un álbum que no parece de debut por lo claro que parece tenerlo su lider. Tras la salida de Paulita Demaíz es Adriá Arbona quien protagoniza vocalmente el álbum, con una voz que cual recuerda en algunos momentos a German Coppini o a Carlos Berlanga, sin ir más lejos, en el single de presentación que a la postre resulta ser el mejor, un tema de techno-pop que recuerda al sonido Pegamoides y Dinarama o en «Lágrimas De Cocodrilo» con su sonido disco, su efectivo estribillo, el saxo y un tono muy muy bajo.

Publicidad - REVELAB studio

 

El espíritu alegre que siempre transmite el grupo está pero no es un disco que entre a la primera a pesar de que su bonita intro instrumental invita a ello. Poco a poco van pasando las canciones en las primeras escuchas sin que destaque de sobremanera alguna salvo «Sangre En Los Zapatos», producida por Guille Milkyway y que consigue mantenernos en los años 80’s aunque nos saca de España, recordándonos a grupos como Chic, las canciones de Stars on 45 o más recientemente pero influenciados por la época Scissor Sister. Con cierto aire de dibujos animados y una letra que habla sobre zombies que bailan en la discoteca del cementerio cuando suena Michael Jackson, ese «Tienes sangre en los zapatos mi amor» se pega y mucho.

Varias veces se vienen a la mente canciones como «Horror en el hipermercado» o «Enamorado de la moda juvenil» como por ejemplo en «Chico De Plutón» o «Aquelarre En Mi Salón», canciones que bien podría haber formado parte de La Bola de Cristal. En ellas aparece la voz de Julia Fandos y se mueve entre diferentes variantes del punk, el Ska (o incluso el sonido Ye-Yé en «Atormentada»). Pero como Adriá hace un poco lo que le viene en gana también se para en seco con canciones como las íntimas «Davall Ses Flors Des Taronger», «El Balcón» o «Joana», esta última un bolero.

Será que estas últimas canciones me sacan un poco del disco, que el punk-disco-pop acelerado es demasiado recurrente o que eche e menos a Paulita pero me falta un poco para darle el notable a pesar de otros temas interesantes y diferentes como las europoperas «Je Suis Un Monstre» y «Quédate cerca de mi».

Las Mejores: Ópalo Negro, Sangre En Los Zapatos, Lágrimas De Cocodrilo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here