Huyendo de la crisis social, económica y política que supuestamente él asegura que teníamos en España, Ángel Andebers, un periodista melómano con complejo de artista, decidió escapar y conquistar México (metafóricamente y más amable que sus antecesores).
Huyendo de la inestabilidad, con un puñado de notas guardadas en el móvil, de tuits escondidos en borrador y con varias historias mal redactadas en Word, se aventuró a darles vida y sonoridad.
Así decidió dar comienzo a su faceta musical: con escasas facultades vocales, pero con una descarada personalidad lírica, su intención es jugar con la ficción, la política, los problemas y las relaciones sociales, escudándose en la composición ácida, directa, irónica y con un gran sentido del humor. Charlamos con él un ratito y nos contó esto acerca de su nuevo proyecto:

¿De dónde sale ese nombre artístico?

Andebers viene de la transcripción literal que yo hago de la palabra “y los pájaros” en inglés. Le tengo un poco de manía al hecho de utilizar el inglés para convertir en cool cualquier cosa: community manager, cruising, home office… Porque claro, parece que decir gestor de redes sociales, follar mientras te observan otrxs o teletrabajo queda poco cool. Yo quise hacer lo mismo, pero en forma de parodia, reirme del uso estúpido que hacemos del inglés. En sí Andebers sale de mi single y mi single sale de una obsesión por la frase de “tienes muchos pájaros en la cabeza”. Al final quise hacer como el gay que así mismo se llama maricón: apropiarse del “insulto” para que no le pueda afectar y presentarlo como una bandera de su identidad. También les pasa a los fachas de VOX, que ellos mismos ya se autodenominan como tal. Pues yo hice lo mismo, utilizar un dicho que me dirigían de forma despectiva y apropiármelo como algo propio a lo que le podría dar belleza.

Publicidad - REVELAB studio

 

¿Qué le lleva a un periodista musical traspasar la línea y hacer su propia canción?

Realmente yo entré al periodismo por la música, era la forma más cercana que tenía de estar en mi pasión. Recuerdo que en mis primeros cumpleaños preparaba un “Lluvia de estrellas” para mí y mis amigxs. Crecí y grababa discos de rockandroll para que mi padre pusiera en su moto y con poca edad hacía de “DJ” en concentraciones moteras que se organizaban en mi pueblo. Desde pequeño he sido muy melómano, mis cartas a los Reyes Magos estaban repletas de discos. Por ello a nadie le sorprendió que quisiera hacer música. Me encanta escribir y tenía miles de textos y frases escritas a las que me apetecía abrirles la puerta para que la gente los viera. Pensé muchas veces en escribir un libro, pero no me veía capacitado para extender una historia de una página a un libro de 100 páginas. Por tanto, decidí darle musicalidad y llevarlas al formato canción. Además me pilló en un momento de inestabilidad económica, con poquísimo trabajo y sin estar cómodo con lo que hacía, por lo que decidí dejarme de tonterías e intentar luchar por lo que, -aunque suene cutre, hortera y ñoño-, para mí es un sueño.

«Andebers viene de la transcripción literal que yo hago de la palabra “y los pájaros” en inglés. Le tengo un poco de manía al hecho de utilizar el inglés para convertir en cool cualquier cosa»


Si te llegara tu canción para hacer una crítica, ¿qué dirías de ella?

Ay qué miedo. Yo reconozco que como periodista soy bastante crítico, pero tengo mucha empatía, cariño y admiración por la gente que inicia proyectos. Desde mis redes siempre intento ayudar a todos estos artistas, amigos y desconocidos. Pero si a mí me llegara esta canción vería una letra divertida, crítica, con un mensaje potente y una base musical cool. Al finalizar el año no apareceré en ninguna lista como la mejor canción del año, pero entre tanta canción de similar temática, me alegra haber compuesto una canción que se sale del cliché compositivo. Veo una fuerte personalidad, aunque por supuesto muy mejorable en todos los aspectos.

¿Cuáles son tus referentes musicales?

Mis referentes son muy variadas, escucho de todo. Para todas las canciones que tengo en mente, estoy preparando una playlist con canciones y artistas que me gustaría tomar de referencia para cada una. Para “El mal querer” tomé de referencia a Trajano, Mucho, Prince, Los Punsetes, Cariño y Tino Casal, sobre todo este último.

¿En la figura de quien viste tu futuro? Algún cantante/artista que al verlo dijeras “yo quiero hacer eso”.

A nivel de letras, yo quiero ser tan buen compositor como Antonna de Los Punsetes, Santi Balmes de Love of Lesbian y Ricardo Lezón de McEnroe. En cuanto a sonido tengo tantas referencias que hay canciones que las veo medio flamencas, otras de trip hop, otras electrónicas y otras más garageras. Pero una figura a la que admiro es Ángel Stanich, que su último disco fue súper variado en cuanto a sonidos y estilos y sin duda es la forma en la que me interesa mostrar la música. Prefiero que en un futuro se me critique por evolucionar como Dover, que por hacer la misma canción veinte años como Fito.

«Para ‘El mal querer’ tomé de referencia a Trajano, Mucho, Prince, Los Punsetes, Cariño y Tino Casal, sobre todo este último».

Define en 3 palabras tu single.

Crítico, político y divertido.

Te dejo extenderte un poco más, ¿de qué habla ‘El mal querer’ y cómo fue el proceso de creación musical?

‘El mal querer’ habla de las malas formas en las que nos queremos. Estoy harto de escuchar a gente decir “te quiero” y no demostrarlo. En el amor la teoría me importa una mierda, lo que me interesa es la práctica. La gente entiende que querer a alguien es ir al funeral de su familiar cuando se muere, y nos olvidamos de la persona que sigue en vida y a la que destrozamos continuamente con comentarios o actitudes que le duelen. A veces, buscamos soluciones para los muertos y dejamos morir a los vivos.
Este single fue de las últimas composiciones que escribí y la hice cuando le comenté a mis amigos que quería dar el paso y hacer música y me vomitaron por WhatsApp: “tienes muchos pájaros en la cabeza, siempre estás pensando tonterías, a ver si te centras en un trabajo serio”. El abrirte con gente a la que quieres y mostrarle tus preocupaciones y ver su rechazo me afectó mucho. Fue ahí cuando hice esta letra. Yo nací y crecí en un ambiente muy tradicional, que siempre han cuestionado muchas de mis actitudes, lo cual entiendo por su educación y cultura. Por ello me muestro en la canción muy crítico con las mentalidades conservadoras. Hago una crítica a la religión, al uso de la derecha de las símbolos comunes o el tema de los refugiados. Pero sobre todo, lo que hago es intentar luchar contra la gran pandemia de nuestros tiempos: las enfermedades psicológicas. Esos trastornos que nos crean (y nos creamos) continuamente y contra los que tenemos que luchar para no terminar suicidándonos. De esto habla “El mal querer”, del reclamo que hacemos para que no nos creen más traumas y no acabemos bajo tierra nosotros: “No vengas al entierro de mi abuela y lucha por que no me tengas que enterrar a mí”.


ESCUCHA AQUÍ ‘EL MAL QUERER’ DE ANGEL ANDEBERS



¿En qué género musical la incluirías?

Para mí es una canción de pop rock. Tiene partes más poperas y otras más rockeras. Es un tema muy ochentero, que era lo que buscaba. En mi mente estaba hacer un tema de Los Punsetes con la música y el ambiente de Tino Casal.

Cuentanos un poco qué simboliza la portada.  ¿quién la hizo?

La portada la hizo Antonio Ruz, un amigo estilista profesional y fotógrafo y le conté que quería hacer una portada que mostrara las dos caras del amor. Por ello aparece una mitad maquillada, con el ojo negro (que simboliza una agresión) y con lágrimas en los ojos, y la otra mitad aparece limpia. Sin embargo, no deja de ser la misma persona que sufre el querer por un lado y la maldad por el otro. “El mal querer” es una frase antagónica, se muestran conceptos positivos y negativos. En la portada quería que sucediera lo mimo.

La canción se titula ‘El mal querer’ ¿es por hacerle un guiño a Rosalía o has usado la estrategia (muy de moda ahora) en la que los grupos versionan canciones muy conocidas para así aparecer en las búsquedas y por tanto hacerse un hueco en los reproductores de la gente?

La otra opción del nombre era “Entierro de mi abuela”, pero me parecía que podía quedar como una parodia o algo superficial y no quería que se perdiera el mensaje potente de la canción. Cuando me decían de qué trataba siempre respondía que de el querer mal. Por ello me pareció bien llamarlo así. El disco de Rosalía me parece una obra preciosa, el mejor disco español de la década para mí, por lo que estaría más cerca del homenaje que de la estrategia. Además, estratégicamente puede que no me funcionase, puesto que su álbum colapsaría toda búsqueda de mi canción y habría que seguir buscando varias páginas más para llegar a mi tema.

Has lanzado tu proyecto desde México, ¿crees que en España te hubiera costado más? ¿Cómo ves la industria musical aquí y qué diferencias tiene con la de allí?

No sé en España si me habría costado más o menos, pero quizás no habría sacado un producto como el que tengo hoy. Estoy trabajando con Gonzo y Fer Viram, dos productores súper talentosos mexicanos que me entendieron súper bien desde el principio. Me interesaba trabajar con gente mexicana para que me aportaran pinceladas de su música y poder crear un estilo más propio. En España la música está muy enmarcada y puede que los productores me encasillaran en un estilo más “indie español”, el cual sonaría muy parecido a decenas de grupos más. Sin embargo, a mí me interesaba hacer algo que se influenciara de varias culturas y aportar elementos nuevos para que fuera más sorprendente tanto en México, como en España. Y respecto a la música de México, hay una escena súper interesante. Aquí vas incluso a la farmacia y tienen la música altísima, que parece que el farmacéutico es también DJ. Admiro mucho el cariño con el que se trata en México a la música. Los vendedores ofrecen sus productos y servicios cantando, mientras en España te dirían: cerveza muy fría, cerveza un euro. La música para la cultura de los mexicanos es como el chile en su alimentación: una obligación.

¿Piensas que es más importante el contenido que el continente? Es decir, ¿ves importante lanzar un mensaje con las canciones?

Como diría Magui: ¡evidentemente!. Todas las canciones tienen un mensaje, aunque sea el de bailar o el de ser un machista de mierda y decirle puta a tu ex. Pero veo inevitable, al menos en mi caso, lanzar mensajes con las canciones, porque la música puede hacer milagros, salvarnos y hacernos reflexionar. Dos canciones que tengo entre manos nuevas tratan sobre acabar con la ansiedad asesinándola y otra sobre el maldito ghosting. Un compositor no deja de ser un contador de historias, aunque algunas nos parezcan una mierda, pero por ello debemos intentar mostrar historias nuevas o perspectivas diferentes de las historias de siempre. Para mí la canción más válida es la que lleva una historia interesante detrás, aunque la música no sobresalga. Admiro por ejemplo a artistas como Carlos Sadness, porque te hablan del amor y de situaciones corrientes, pero desde una perspectiva y aventura diferente. Esto es lo que para mí tiene valor en una canción. El contenido siempre por encima del continente, aunque cada vez seamos más superficiales y prefiramos un buen continente.

¿Te gustaría dedicarte a esto profesionalmente o es más un hobby para ti?

Me encantaría dedicarme a esto profesionalmente, pero entiendo que será muy complicado por la dificultad que tiene y más cuando luchas tú solo, sin nada de dinero y con el apoyo de muy poca gente que confía en ti. Pero si Sabina es uno de nuestros artistas más internacionales sin saber cantar y J. Balvin lo está petando con unas letras aburridas, simplistas y sin mucho mensaje que ofrecer, ¿por qué yo no podría intentar trabajar de esto y pagar mi supervivencia con lo que me regrese la música?

«Todas las canciones tienen un mensaje, aunque sea el de bailar o el de ser un machista de mierda y decirle puta a tu ex».

¿Qué metas tienes a corto/medio y largo plazo?

A corto plazo mover la canción lo máximo posible y grabar otras 3-4 canciones para un EP. A largo plazo encontrar la estabilidad emocional, económica y social, antes de que mi cabeza acabe conmigo.

View this post on Instagram

Aquí el video de mi clip. Se ha saltado la cuarentena y "El mal querer" ya está en la calle. Esta noche no he dormido nada de la alegría y la emoción, 2 horitas solo. De “El mal querer” ya os he hablado otros días. Solo quiero gritar lo feliz que estoy y dejar que vuelen todos los pajaritos por mi cabeza, y recibirlos y llenar la cabeza de miguitas de pan para que puedan comer y seguir creciendo y volando alrededor. Quiero hablar de @fer_viram y @lil_valley_91 , los dos artistazos que han hecho junto a mí el tema y que se unieron a mí a este proyecto. Media canción es suya. Y también a @pablocdj y a @shangaycom que hoy estrenan mi vídeo. Por lo demás, me encantaría conocer vuestra opinión sea mala o buena. ¡Ponmela aquí! ✍️ Pueden escucharlo, agregarlo a vuestras plays, compartirlo o todo lo que quieran para hacerme más feliz. . . . . #blancoynegrofotografia #blancoynegro_lovers #blancoynegrofoto #blackandwhitepics #angelandebers #whiteblack #whitepicture #cuauhtemoc #cuauhtémoc #disney #nuevosingle #blancoynegro #elmalquerer #CDMX #españolesporelmundo #musicamexicana #indiemusic #musicaespañola #indierock #popmusic #promocionmusical #portada #lospunsetes #amaia #prince #thecureband #thecure #tinocasal #cariño #estreno

A post shared by Ángel Andebers (@rubioangelr) on

Ángel Andebers está preparando ya sus siguientes singles para reunir en un futuro muy cercano, junto a Fer Viram y Gonzo Gilberto, sus productores y músicos acompañantes en este proyecto musical español-mexicano con el afán de aunar culturas en un estilo propio. Puedes encontrarlo en Instagram, Twitter y Facebook.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here