A pesar de que este año las entradas llevaban coste, nadie quiso perderse las Fiestas Demoscópicas de una de las revistas musicales que mejor forma guardan en nuestro país. Con tres nombres que desde hace semanas venían haciendo eco, era el momento de demostrar porqué medios como MondoSonoro habían premiado tan notablemente sus respectivos trabajos. Nacho Vegas se presentaba como la estrella de la noche, pero antes le tocaba agradecer a Karen Koltrane y Pablo Und Destruktion su representación a la revista en Madrid.

Nacho Vegas

Publicidad - Revelab Studio

 

Karen Koltrane pisaban a las ocho el Teatro Barceló para exponer su primera demo Plantas del interior. El cuarteto nos hizo ver que se trata de uno de esos grupos que cuidan su sonido, sin importarles que la voz pueda sonar demasiado baja en algunos momentos. Con un sonido oscuro y jugando con los sintetizadores y distorsiones de las guitarras, fueron mostrando temas como La montaña artificial, La huida o Muralla china. Tras media hora de actuación se despedían uno a uno del escenario.

Karen Koltrane

Pierde los dientes España y gana la batalla Pablo Und Destruktion, que fue el siguiente en aparecer en el escenario y romper el hielo con dicho tema. Otros como “Por cada rayo que cae”, “Powder” o “Nadie quiere al rey Pelayo”, dieron la cara por Sangrín, demostrando porqué tienen el bronce en la categoría de mejor álbum 2014 según MondoSonoro. También hubo espacio para presentar “Los días nos tragarán” canción que entrará en el marco de su nuevo trabajo Vigorexia emocional. Como el propio cantante la presentó, no podía faltar una de sus canciones más especiales Pupilas dilatadas de ira, la cual interpretó de manera magistral erizando más de cuatro vellos. Pablo aprovechaba los parones entre canción y canción para conectar con el público, debido a la necesidad constante de afinar la guitarra. Sin Limonov, desde Asturias al Infierno decían adiós, no definitivo, tras una gran actuación llena de rabia y poder.

Pablo Und Destruktion

Llegaba el momento más pretendido de la noche: los asistentes y dos copas de vino blanco esperaban la elegancia de Nacho Vegas, autor del mejor disco nacional del 2014 para la revista y su trabajo más político. Con un amplio setlist, que se vio agresivamente cortado por falta de tiempo, se centraron en Resituación del cual interpretaron entre otros, “Ciudad vampira”, “Adolfo Suicide” y “Polvorado”, con coro incluido. Parte del público reclamaba canciones más longevas y tuvieron la oportunidad de disfrutar de Nuevos planes, idénticas estrategias, con la que comenzaron su actuación, y otras como Gang Bang o Me he perdido. La gran broma final parecía ser la última puesto que ya eran las once, pero todo quedó en eso, en una broma. Tras abandonar el escenario, volverían a aparecer para ofrecernos junto a los coros y a Pablo Und Destruktion Santa Bárbara, con la que sentenciarían el espectáculo.

16579436059_aca9d716c7_z

Tres actuaciones y tres demostraciones, más o menos conseguidas, en la que destacó el personal estilo de un Pablo rabioso, que tenía la necesidad de gritar algún desamor y mucha incoherencia política.

Por su parte, Karen Koltrane intentó conquistar a un público que los desconocía, mientras que Nacho Vegas se vio dividido entre los asistentes, con un sector que pedía a gritos recuperar el pasado y otro sector más contemporáneo que disfrutaba de sus últimas manifestaciones.

Galería de Fotos

Fotografías: Manuel Colome Pérez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here