La década que dejamos atrás pasará a la historia como los años en los que los artistas alternativos crearon su hueco gracias a plataformas como Youtube, Spotify o las redes sociales. Esto generó que los festivales entrarán en una pescadilla que se muerde la cola con la burbuja festivalera, a pesar de dar la oportunidad a muchas bandas de sobrevivir gracias a ellos. Sin embargo, años antes con el siglo en pañales y la industria girando en torno a triunfitos, recopilatorios cutres de canciones de verano y la explosión del reggaetón, decenas de artistas comenzaron a moverse con prendas fosforitas con las que se les incapacitaría la invisibilidad de sus trabajos.

Estos pequeños artistas etiquetados como indies comenzaron a crear una esfera cada vez mayor, donde iban nublando la frontera entre el mainstream y el indie hasta eliminarla. Por ello, y con una industria cada vez más diversa, el indie -percibido en algunas esferas como algo cool-, y la publicidad y las empresas apostando cada vez más por estos géneros alternativos hicieron que estas bandas pudieran disfrutar de mayores oportunidades y apuestas por sus trabajos. De este modo aparecía una banda independiente detrás de cada semáforo y decenas de potentes canciones que venían a marcar la nueva huella de la historia musical de España.

Publicidad - REVELAB studio

 

Para conmemorar esta nueva era dorada de la música española, hemos seleccionado los mejores 15 discos de la década:

15. Love of Lesbian – «La noche eterna. Los días no vividos» (2012)
Su disco más extenso llegó cuando eran el centro de todas las miradas y con las expectativas casi inalcanzables, tras «1999», el mejor álbum de lo que llevamos de siglo. Aun así, derribaron todas las expectativas con un increíble trabajo y con maravillas como «Oniria e Insomnia».

14. Nacho Vegas – «La Zona Sucia» (2013)
El mejor álbum de la carrera de Nacho Vegas lo ascendió hasta posicionarse como el autor que mejor canta a las penas en España. Prueba de este reconocimiento son las ‘erizantes’ «La gran broma final» y «Taberneros», las cuales potenciaron la trayectoria y recorrido de su gran joya musical.

13. Zahara – «La pareja tóxica» (2011)
La Zahara más intensa y sufrida presentó en 2011 su álbum más oscuro y sobresaliente. Un disco con la tristeza y la soledad como protagonistas, cuyas acciones se presentan en canciones ejemplares como «Del invierno», «El lugar donde viene a morir el amor» o «Camino a L.A.»

12. Rubén Pozo – «Lo que más» (2012)
Gracias al mejor álbum de su año, el 2012 fue el año de Rubén Pozo, el cual se estrenó en solitario con un impecable trabajo de rock y canciones repletas de rabia y letras magníficas. Además, el solo de «Ozono» fue elegido como uno de los mejores de la historia por la revista Rolling Stone.

11. Ángel Stanich – «Camino Ácido» (2014)
Protegido por una manta de pelo y la voz con más personalidad de la década, apareció Stanich con un fabuloso disco debut. El entonces llamado ermitaño del pop fue arrastrando fieles, gracias a temas como «Metralleta Joe» y por el cual muchos rezan para que su descanso temporal, que publicó hace semanas, sea efímero y pronto regrese con nuevas joyas literarias en la voz más llorona del pop rock español.

10. Amaral – «Hacia lo salvaje» (2011)
Amaral lanzó el álbum más redondo de su carrera, el oro de su año y el décimo más sobresaliente disco de la década. Un álbum que evolucionó hacia un sonido más alternativo y el cual fue el gran acierto de su larga y notoria carrera.

9. Julio de la Rosa – «Pequeños trastornos sin importancia» (2013)
El mejor álbum de Julio es también el más infravalorado del siglo en España. Un disco cuyo concepto es tan sobresaliente como sus canciones, gracias a obras como «Maldiciones comunes» o «Gigante» y a la acidez y amargura que esconden sus letras.

8. Rosalía – «Los Ángeles» (2017)
Rosalía se estrenó junto a Raúl Refree con su cancionero más flamenco y el mejor disco del 2017. Los Ángeles la consolidó como la artista revelación del año y la que hoy es nuestra estrella más internacional. Este trabajo fue nominado por los Grammy Latino y ganador del Premio Ruido al mejor álbum.

7. León Benavente – «León Benavente» (2013)
El debut homónimo de los leones dio con la clave del éxito desde sus primeros temas, elevando su disco homónimo hasta el mejor de su quinta. El complejo «Ser brigada» se posicionó en escasos meses como uno de los hits del nuevo indie español y su directo como el mejor de la escena. Además, tres años después consolidaron su eficacia creando también el mejor disco de la temporada 2016 con «2» y el 26º mejor de lo que llevamos de siglo, tal y como publicamos recientemente.

6. El Columpio Asesino – «Ballenas muertas en San Sebastián» (2014)
Tras el exitoso «Toro», los navarros lograron hacer el mejor álbum de su carrera. Un disco que logró plasmar a la perfección la situación oscura que vivía la sociedad y donde la luz casi ni se veía por la gran crisis económica, social y política que se vivía en el país.

5. Lori Meyers – «Cuando el destino nos alcance» (2010)
La década comenzaba con el mejor álbum de los granadinos y de su temporada. Lori Meyers alcanzaron la cima del indie con su trabajo más diverso, el cual incluye el hit «Mi realidad», la ochentera «Religión» o la 60`s «Explícame». Uno de los más sobresalientes discos de la historia del pop español.

4. Soleá Morente – «Ole Lorelei» (2018)
El 2018 se caracterizó por la aceptación del flamenco y la revolución y combinación de estilos como demostraron el álbum de Rosalía y Soleá. Con la compañía de Napoleón Solo, Soleá continuó el legado de su padre de revolucionar el flamenco y no conformarse con las técnicas manidas. Autotune, música disco, fandangos, misas y pop confluyen en un precioso disco que supuso el asentamiento de una de las artistas con mayor personalidad de la escena actual.

3. La Bien Querida – «Premeditación, Nocturnidad y Alevosía» (2015)
Acostumbrados a las melodías y letras bonitas de La Bien Querida, llegó Ana con el mejor disco del 2015 y nos sorprendió con deseos como «Ojalá estuvieras muerto». Un trabajo en el que combinó a la perfección la oscuridad de temas como «Alta tensión» y la luz de otros como «Muero de amor». Su trabajo más espectacular y conceptual, el cual demuestra, una vez más, que la calidad no tiene nada que ver con la cantidad de plays. Sorprendente y tristemente, tan solo tres temas superan las 300 mil reproducciones en Spotify.

2. Los Punsetes – «LPIV» (2014)
El segundo mejor álbum de la década es el sexto mejor álbum del siglo. Los siempre literariamente conflictivos Punsetes lograron con sus once temas su sonido más producido y distorsionado hasta esa fecha y algunas de las letras más ácidas de su carrera. Con la controversia abanderando sus balcones, hicieron bofetadas sonoras como «Opinión de mierda», «Museo de Historia Natural» o «Los últimos días de Sodoma». Con temas como estos se aseguraron ser el mejor libro de historia para entender la época actual, gracias a sus composiciones irónicas, pero de gran reflejo y representación social.

1. Rosalía – «El Mal Querer» (2018)
El mejor álbum de la década lo es por motivos sobrantes. Rosalía provocó, gracias a este, la mayor revolución musical de España de los últimos 30 años -o quizás de la historia (si nos lo permite Marta Sánchez)-. Un álbum caracterizado por la fusión de lo urbano, el flamenco, el pop y la electrónica que originaron un trabajo de exquisita personalidad y con el que acercó a toda una generación sonidos que le eran totalmente desfasados y desconocidos. Gran responsable de este éxito es El Guincho, con el que trabajó mano a mano en la producción del mejor álbum de los últimos diez años.

Puedes leer aquí la lista de los 75 mejores discos españoles de lo que llevamos de siglo XXI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here