En los últimos años hemos sido testigos del nacimiento de 4 artistas que han provocado que se vuelva a hablar del soul y del R&B, que han puesto de nuevo de actualidad un género de cuyo máximo esplendor han pasado ya varias décadas. Cada uno de ellos (2 americanos y 2 ingleses) ha entregado ya dos álbumes, tras los cuales han dejado una sensación de que podemos estar ante unos artistas que van a acompañarnos durante varias décadas. En definitiva, 4 solistas a los que os invitamos a conocer a continuación con su vida y sobre todo con su música.

Leon Bridges

Leon es un joven de familia extremadamente humilde, hasta el punto de haber tenido serios problemas económicos. Trabajaba en un restaurante mexicano hasta que conoció, allí mismo, al guitarrista de una banda americana a razón de unos vaqueros que llevaban iguales. Éste escucho varias grabaciones caseras que había realizado y en seguida quiso contratar unas horas en un estudio y grabarlas.

Bridges no pretende renovar el género, sus canciones son de soul clásico y por lo tanto lo que más destaca es el sentimiento y la elegancia pero su calidad poco tiene que envidiar a aquellos artistas con los que se le compara como son Sam Cooke o Marvin Gaye. Este chico tímido ha publicado ya dos discos, “Coming home” en 2015 (de un sonido más tradicional) y “Good Thing” (más urbano) este mismo año, teniendo una fantástica aceptación que además va a más.

Del primero de los discos destacaron principalmente “Coming home”, “River” y “Smooth Sailin’ y del segundo, que acaba de salir, destaca sobre todo la maravilla en la que se ha convertido “Bad Bad News” o “Shy” entre otras muchas, en un disco más ambicioso que el anterior. Parece ser que sus siguientes pasos irán dirección al Jazz y tiene mucho sentido.

Michael Kiwanuka

Kiwanuka es británico, ganador en 2012 del Sound Of BBC, se le compara con Bill Withers, Otis Redding o incluso Van Morrison. Su pasión por la música viene desde pequeño, cuando su madre le compró una guitarra y esto le sirvió para tocar con varios grupos del barrio. En sus inicios realizaba composiciones para otros y es aquí cuando toma conciencia de su voz y se replantea cantarlas él. Aunque comparte admiración por Marvin Gaye con Leon Bridges, Michael no incluye en su “fórmula” la sensualidad del príncipe del soul pero añade un toque de misticismo que sazona con su voz aguda.

Su primer disco “Home Again” fue muy apreciado por la crítica, que ya lo señalaban como un artista de mucha proyección y su segundo disco “Love & Hate” directamente está catalogado como una obra maestra, con canciones como “Cold Little Heart” (canción de apertura de la estupenda miniserie Big Little Lies), “One More Night”, “Love & Hate” o “Black Man In A White World”.

Curtis Harding

Curtis no es precisamente un jovencito pero también acaba de lanzarse en solitario después de ser corista de CeeLo Green. A este artista del neo-soul se le compara con Curtis Mayfield, Smokey Robinson o James Brown y es que su sonido es más sucio, de más guitarras pero donde su voz cálida hace balance en un sonido algo más Motown a pesar de tener en común con Michael Kiwanuka la producción de Danger Mouse.

A Curtis le falta sacar un gran disco que definitivamente lo confirme, ya que hasta ahora tienes buenos singles pero sus discos no acaban de convencer por abarcar demasiado. A ver si lo consigue con el nuevo disco, del cual ya tenemos un avance titulado “It’s no over”.

Benjamin Clementine

Si hay actualmente un artista de música soul-alternativa ese es el inglés Benjamin Clementine. Cantautor de culto, experimentador, es capaz de mezclar lo más clásico con expresiones de la calle o gritos. En sus conciertos puede invitar al público a que cante y en la siguiente canción pedir que se callen (Sí, como Nina Simone, que es buena comparación). Un cantante desconcertante, sobrio, rítmico y lírico y siempre acompañado de su piano.

Este chico, que ya era el niño que no encajaba en el colegio, que hacía los deberes en la biblioteca y que se acabo convirtiendo en autodidacta decidió un día irse a Francia y sin tener una casa fija se gano la vida cantando en la calle hasta que alguien lo descubrió y le propuso grabar un disco ya de vuelta en Londres.

Si eres de los que te gusta escuchar las canciones muchas veces para encontrar cada vez más detalles de su composición, este es tu artista.

¿Cuál os gusta más?.