Presentando su nuevo disco Otra Era Javiera Mena llenó la sala Music Hall de gente y buena música. Sus conciertos no son los típicos convencionales donde uno canta y muchos miran, ella busca más hacer un show. Y lo consigue. Acompañada de teclados, mesa de mezclas y demás accesorios, los conciertos de Mena están en la línea que separa una rave y un concierto.

Con capucha y sin apenas mostrar la cara, salieron al escenario las bailarinas (conocidas como Les Filles Föllen) y segundos después la protagonista de la noche. Empezó a sonar «Los olores de tu alma» y Javiera esperó al momento álgido de la canción para mostrarnos su cara.

Publicidad - Revelab Studio

 

mena_music_hall

Siguiendo el orden del disco, la siguiente canción fue “Otra Era”, era el momento de sacar las características gafas blancas que muchos de los asistentes habían comprado previamente en el merchandaising.

mena_music_hall

Dos de los momentazos del concierto fueron cómo no «La joya» y «Espada» que nos sorprendió por cómo estaban colocadas en el setlist, demasiado tempraneras para nuestro gusto.

mena_music_hall

El momento más íntimo de la noche sucedió al sentarse al piano, a un lado del escenario, como marcando un punto y aparte, sola, y con las luces necesarias para crear el ambiente pausado de “Sol de invierno” y “Quédate un ratito más”.

La sorpresa de la noche fue la colaboración de Gerard del grupo El Último Vecino que se subió al escenario para cantar con ella «La Carretera«.

mena_music_hall

El concierto acabó con temas tan conocidos como «Luz de Piedra de luna» y «El ritmo de la noche«. Para los bises se guardó «Esa fuerza» y «Yo no te pido la luna», canción que versionó hace ya varios años.

Con ramos de flores y varios regalos que el público le brindó, Javiera y Les Filles Föllen se despidieron con una sonrisa de oreja. Esperemos que vuelvan pronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here