Crowdfunding ha sido de nuevo la forma en la que Juanito Makandé ha vuelto a gestionar su nuevo proyecto, segundo trabajo en dos años. Las aportaciones de sus seguidores han servido para grabar, producir, diseñar y lanzar el disco y tuvo la recompensa de conseguir antes que nadie y de forma gratuita la descarga del disco en streaming, del cual hablaba el artista antes de ponerse manos a la obra de esta manera:

«Muerte a los pájaros negros es para mí un mensaje de esperanza, de renovación, de libertad. Mis cuadernos sangran de poesía de plazoleta y esta sangre se derramará en un disco que grabaré en el Palmar, Cádiz. Frente al mar, viendo esos atardeceres llenos de verdadera música.

Publicidad - Revelab Studio

 

Junto a mí estarán mis compadres Fran Cortés, Fernando Lamadrid, Poti Trujillo, Enrique Rodríguez, Nano Peña y algunos artistas invitados que son exquisitos y puro arte. Mi libertad me la ha dado cada persona que ha comprado un disco o que ha venido a algún concierto mío. Me siento conectado por las canciones a cada uno de vosotros. Gracias.»

Juanito Makandé lleva ya varios años acariciando la primera línea pero lógicamente su género musical es complicado de llevar a otras zonas que no sea su Andalucía. A pesar de esto, más de 1.300.000 escuchas en Spotify y 2.600.000 visitas en YouTube de su éxito de 2014 Niña Voladora nos avisan de que es un artista bastante más reconocido de lo que pudiera parecer.

juanito-makande

Este Muerte a los pájaros negros (un deseo para todo aquello que nos hace mal), está lleno de buenas vibraciones, percusiones y por supuesto de flamenco underground, abrigado con una trompeta que se incorpora en varios momentos. Con guitarra, cajón y esta trompeta arranca el disco y Cantar desnudos nos da la bienvenida con un inicio melancólico que se va transformando en la invitación rumbera «Volvámonos locos, tiremos los peines» marca de la casa. Tocar las nubes, ese Reggae-flamenco, con rapeo incluido, no puede ser más buen rollero, la acelerada Pistolas y Cuchillos, más hiphopera y fankera con una de las frases del disco «Oh mama, quédate tranquila, hace mucho tiempo que me busco la vida» es otra de las favoritas y Cuando Te Empecé A Querer, con uno de los estribillos más evocadores del disco, sencillo pero emocionante, redondea un cuarteto inicial realmente bueno. En esta primera mitad del disco y tras la menos efectiva a pesar de su buena instrumentación Pena Negra aparece la que proclamamos la mejor del disco, Cristales, canción que bien podría haber realizado Ketama en su mejor momento.

Tras éstas y la estupenda Ramón, canción dedicada a un músico sevillano de la calle ya fallecido debido a la «caina», hay que lamentar que la segunda parte del disco no mantenga el nivel de la primera. Ni la versión del fantástico tema de Julieta Venegas «Eres para mí» el cual pide mayor instrumentación,  ni si quiera las colaboraciones de Antonio Carmona en Huele a Café o del Canijo de Jeréz en Por Bulerías de Jerez hacen que remonte el disco en su parte final, que termina con una especie de bonus track bastante discutible. Ese «Lorena, te como el chochete, te quito las penas» solo se puede justificar para dar conciencia de la absoluta libertad de la que este artista disfruta.

Las Mejores: Cristales, Tocar Las Nubes, Ramón.

Escuchalo en Spotify.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here