Todos tenemos guardadas algunas canciones que inexplicablemente para nosotros han resultado ser joyas olvidadas, no reconocidas entre tanta oferta y que no han despuntado del resto sin que sepamos muy bien el motivo. The Avener, reconocido productor, en el inicio de su carrera en solitario lo que ha hecho es reproducir su lista de temas favoritos que no tuvieron el éxito merecido y nos lo presenta en The Wanderings Of The Avener.

Al primer single Fade Out Lines, original de Phoebe Killdeer (2013) , The Avener le dió un toque House-Electrónico, una base aún más sensual y una marcha más de velocidad. La canción es utilizada habitualmente en las pasarelas y es que parece estar hecha para eso. Algunos la conocerán porque aparece en el disco de Gran Hermano (algo bueno hizo por fin este programa para la humanidad).

Publicidad - Revelab Studio

 

Otro magnífico ejemplo es Castle In The Snow. La elegancia, la emoción y la sensación de pelos de punta que ahora provoca la canción no la tenía cuando en 2014 Kadebostany la publicó en solitario aunque ya fuera un buen tema quizás con una producción inadecuada. Ahora con la ayuda de The Avener será sin duda una joya olvidada en este 2015 aunque debería ser un éxito.

El disco de The Avener no es un gran disco en su conjunto pero tiene joyas como las anteriores o como To Let Myself Go, que en 2011 publicó Ane Brune, donde la producción es muy parecida al primer single pero con un poco más de misticismo. Esta sí es una canción, pese a sus parones, para la pista de baile y nada tiene que ver con la original, una balada con cuerdas, coros y poco más. Buena cuenta de la mejora del tema son los casi 3 millones de visitas en You  Tube a pesar de que no tiene video clip.

Otro buen ejemplo del buen hacer de la producción de The Avener es Hate Street Dialogue de Rodríguez, una especie de folk-electrónico bailable, que fue el segundo single de este disco de momento no reconocido a pesar de sus buenos números en Spotify y You Tube.

Hay otros temas curiosos como la colaboración con el mismísimo John Lee Hooker donde se inventa el Blues Electrónico o una casi irreconocible versión de Lonely Boy de The Black Keys.

Lástima la caída en la segunda parte del disco porque hasta ese momento teníamos un disco muy disfrutable, de esos que te levantan el ánimo, con medios tiempos elegantes, a ratos bailables y bases que transmiten muy buen feeling. Aun así los singles son encarecidamente recomendables y confío tenga algún éxito más que Fade Out Lines.

Valoración: 1/5

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here