La Bien Querida cerró la gira de su álbum más sobresaliente el pasado viernes en Madrid. Premeditación, Nocturnidad y Alevosía pasará a los anales de la historia como uno de los discos más redondos de nuestra música reciente. Pese a ello la despedida de este álbum pasará al olvido más pronto que tarde.

La Bien Querida

Publicidad - Revelab Studio

 

Un sonido deficientísimo, entorpeció el paso de las canciones por la Joy Eslava en el ciclo de Pop&Dance. Momentos que previamente se posicionaban como dos de los más épicos de la noche, llegaron a resultar tristemente los más incómodos. Hacemos referencia a dos de los grandes temas de ese gran trabajo: “Alta tensión” y “Ojala estuvieras muerto”.

La Bien Querida

Emblemas como “Hoy”, “Sentido Común”, “De momento abril” o “9.6” sedujeron al público como sus más reconocidos hits. “Poderes extraños”, “Disimulando”, “Música contemporánea” o “Muero de amor” fueron otras de las que cerraron un setlist que se presenció como un escaso espectáculo debido a la brevedad del mismo que superó por poco la hora de cancionero.

La Bien Querida

Abandonó el escenario, celebró su cumpleaños y se retiró como las folklóricas con un ramo de flores. Un fin de gira sin sorpresas, que se salvó por los momentos acústicos de guitarra y voz donde el sonido, la voz y las letras pasearon con una elegancia y belleza sobresaliente intentando disimular las deficiencias acumuladas.

Fotografías: Manuel Colomé

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here