Las expectativas estaban altas, ver a Zahara y Martí Perarnau encima de un escenario es ir sobre seguro, pero lo que no sabíamos es que se podían superar, y de qué manera. El dúo formado por estos dos artistas que ahora hacen llamarse _Juno gracias a su nuevo proyecto, es sinónimo de calidad y buena música, pero también de un directo increíble.

Concierto_Juno_Sevilla_crismolinagphoto
Fotografía: @crismolinagphoto

Ni la hora de la siesta, desmereció este momento: pasadas las 16:30h Zahara y Martí irrumpieron en el escenario algo tímidos y nerviosos, pero poco a poco se fueron soltando mientras charlaban con el público, dando las gracias por estar allí pese a las circunstancias, y cómo no, por confiar en que la cultura es segura.

Publicidad - REVELAB studio

 

Sobre el escenario muchos teclados y un set donde ambos artistas estaban enfrentados, un acierto total, ya que la magia y complicidad que desprenden ambos se ve pocas veces en un directo. Venían a Sevilla a presentar su nuevo disco _BCN626, que sacaron en el peor año que recordamos y que a todos nos ha salvado un poquito. Por supuesto sonaron las 10 canciones que lo componen, y dos versiones muy personales que completaron el setlist de la mejor manera posible: «Exile» y «So Payaso» (intercalada con frases de «Fallin»), fueron dos de las sorpresas que nos tenían preparadas.

Fotografías: @crismolinagphoto

Pero sin duda lo más sorprendente de todo, fue la forma en que han adaptado el disco para el directo, ya que es incluso mejor que la pieza grabada. Los momentos de electrónica/techno donde los ‘sintes’ tomaban más relevancia que nunca, fue de lo más destacado, e incluso desató algunas envidias, ya que Zahara se marcó un baile hasta acabar exhausta en el suelo, mientras todos los asistentes se tenían que agarrar a la silla y la mascarilla para no saltar y seguir sus pasos. (Es dura la música en tiempos de Covid).

Concierto_Juno_Sevilla_crismolinagphoto
Fotografía: @crismolinagphoto

A pesar de todo, lo que _Juno hizo en el Teatro de Triana el pasado viernes, es el típico espectáculo que te reconcilia con la vida, puesto que era casi imposible no salir de allí con una sonrisa. Ver a Zahara tocando los teclados y sintetizadores como si llevara haciéndolo toda la vida (a pesar de que hasta hace unos meses no tenía ni idea), a Martí haciendo de las suyas y todo esto en riguroso directo (sin llevar nada pre-grabado) es algo que hoy en día se agradece sobremanera.

Concierto_Juno_Sevilla_crismolinagphoto
Fotografía: @crismolinagphoto

Ellos mismo avisaron de que el show sería un viaje, tanto personal, como para el resto que estuviera allí escuchando, y así fue. Creo que no hay mejor forma de definirlo, porque su música nos atrapó y transportó a lugares que hacía tiempo no frecuentábamos.
Después de esto, solo nos queda desear que quede _juno para rato, a ver si la próxima podemos bailarlo como se merece.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here