Només d’entrar hi ha sempre el dinosaure es la canción que da nombre a su último disco, y que también les sirve como la frase para abrir los conciertos de esta gira. Apenas se había terminado el verso y Els Amics de les Arts ya habían encendido el público junto al espectáculo de luces en el Liceu.

Els Amics de les Arts Liceu Barcelona
Els Amics de les Arts @ Liceu (Barcelona) – Fotografía: Stay Tuned

Con una puntualidad británica y todos los pisos de la sala prácticamente llenos, comenzó una de estas noches que sólo se viven una vez en la vida. El repertorio incluía casi todas las canciones del último disco, aunque también recuperaron “viejos hits” como “Armengol”, “Per mars i muntanyes” o “Les meves ex i tu”.

Publicidad - REVELAB studio

 

Els Amics de les Arts Liceu Barcelona
Els Amics de les Arts @ Liceu (Barcelona) – Fotografía: Stay Tuned

Cuando empezó a sonar “Ja no ens passa”, lo que parecía ser un concierto moderadamente tranquilo cambió totalmente. A partir de este tema, el público se puso de pie y se mantuvo así hasta el final. Esta combinación de escenario, ambiente y música conseguían emocionar a cualquiera, y Els Amics no fueron menos. Con su nuevo tema “La taula petita”, que no tardaran en presentarlo oficialmente, el Liceu se apagó en un silencio sepulcral, con unas 2.000 miradas fijas y atentas a lo que, para algunos, eran versos escuchados por primera vez. Y fue justo en este momento dónde te dabas cuenta de que el Liceu se había quedado pequeño.

Els Amics de les Arts Liceu Barcelona
Els Amics de les Arts @ Liceu (Barcelona) – Fotografía: Stay Tuned

El concierto llegaba a su fin con una cita de Joan Maragall: “No hi ha pas res més fort que una cançó: tot ho venç i, davant d’ella, tota cosa es doblega, transforma i il·lumina. Sols cal saber-la treure de ben endintre i saber-la cantar ben enfora.” Como dice la canción, “tornar és la millor part de l’aventura”.

Els Amics de les Arts Liceu Barcelona
Els Amics de les Arts @ Liceu (Barcelona) – Fotografía: Stay Tuned

Esperamos poder disfrutar de vosotros muchas veces más este 2015, pero no nos olvidamos de vuestra promesa: volver a tocar “El código Da Vinci”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here