La Habitación Roja avisaba por el mes de Febrero de la publicación de este disco comentando que iba a ser «un álbum lleno de hits hechos desde y para el corazón de gente romántica y sin complejos», un disco titulado Sagrado Corazón al que vinculaban directamente con la música como el: «órgano vital más importante y el motor y motivo de nuestra existencia».

Después de escucharlo he de decir que tras 20 años de carrera La Habitación Roja nos ha entregado un disco bastante solvente, que gustará principalmente a los fans pero con gratas sorpresas para aquellos que nunca le habíamos visto demasiado al grupo y que además, agradecemos un ligero distanciamiento de la melancolía a pesar de que dentro esté una de las canciones más nostálgicas de su carrera como es «Volverás a brillar» con frases como «sé que incluso en la distancia, lo vivido nos tiene que marcar, deja que caigan las lágrimas, todo el mundo llora alguna vez» que no pueden causar más pesar aunque su mensaje pretenda animar. Este tema es considerado por el grupo como uno de los mejores singles de su carrera así que échenle una escuchada. Personalmente me parece excesivamente simple en su letra y ese tono tan alto al que se llega en un momento me hace huir de ella pero no cabe duda que entra muy facilmente.

Publicidad - Revelab Studio

 

Como el grupo comenta, en el trabajo hay varias canciones que intentan ser un hit,  que tienen un cierto aire a himno, sin ir más lejos la ya comentada «Volverás a brillar» o «L’ Albufeira», perfecta ésta para un anuncio de televisión de esos que intentan hacer creer que tener la última tarifa de móvil es el objetivo de toda persona y que además contiene una letra filosófica que habla de la luz que cada persona lleva dentro. Un LP presentado con el single «You Gotta Be Cool», amado y criticado a partes iguales, una canción para bailar con un gran bajo a lo Nile Rodgers. Con la que no hay discusión es con «Nuestro Momento». Ésta cumple lo de canción himno, vuelve a la letra ideológica con frases como «La vida se nos pasa persiguiendo nuestro momento» y resulta casi más bailable que la primera conforme van pasando los minutos.

https://youtu.be/wiex86mCKmI

La segunda parte del disco se presenta algo diferente en cuanto a que se pierde ese toque épico de los primeros temas y nos encontramos con una balada clásica como es la melancólica «Al Querer», que parece hablar de una relación terminada donde él aún la echa de menos y ella de más, donde parece que a él le ha ido bastante mal y a ella todo le salió todo al querer y en la misma línea sonora «Ahora todo es posible», más optimista  sin dejar de lado la taciturnidad en la voz y que a la postre resultaría un acertado y esperanzador final sino fuera porque detrás se incluyen un par de bonus track (no desdeñables).

Pero aquí no acaba lo mejor del disco ya que «La deriva continental» despunta muy mucho con su ambiente estival, su letra de viajes a París y Roma de una pareja desgastada pero tratado con humor y su estupenda melodía principal y sobre todo «24 de marzo» la canción más melódica, melancólica y directa del disco con la colaboración de una Zahara en estado de gracia que trata exactamente de lo mismo que «La Deriva continental» pero esta sí de forma más triste con frases como «Es mejor que acepte que no vas a cambiar», «Y ya no tengo más remedio que partir, mi vida a medias no es vivir ya para mi» o  «Te he dado todo y ya no te puedo dar más».

Las mejores: 24 de Marzo, Nuestro Momento, L’ Albufera, La Deriva continental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here