Tras recibir recientemente el Premio Ojo Crítico de RNE, León Benavente se presentaba ante una Joy Eslava con el cartel colgado de “sold out”. El polifacético Ricardo Vicente era invitado a acompañarles para abrir su concierto de Pop&Dance en Madrid. Pasadas las ocho y media se presentaba en el escenario el ex componente de grupos como Tachenko o La Costa Brava. Únicamente con su guitarra y voz, regaló un íntimo acústico a los asistentes que iban llegando a la sala poco a poco. Parte del público mostró poco respeto hablando la mayor parte de la actuación del zaragozano. No obstante se armó de valor y sacó a relucir algunas de sus canciones más destacadas como Todos tus caballos de carreras, Henry Darger o Jhon Houston, con la que pidió silencio para finalizar su actuación después de más de media hora.

Ricardo Vicente Joy Eslava Leon Benavente

Publicidad - Revelab Studio

 

Poco a poco empieza a reducirse el espacio, lo que hace ver que la hora para que salga León Benavente está al caer. Pocas caras imberbes se aprecian en la Joy, ya que la edad media de los asistentes puede superar la treintena. Los nervios y silbidos se apoderan de este público adulto que se impacienta con la salida de la banda.

León Benvanete durante su actuación en Joy Eslava en el ciclo Pop&Dance

Por fin llega el momento esperado, y van apareciendo Luis, Eduardo, César y por último Abraham Boba. Saludan al respetable y se arman con sus respectivos instrumentos para empezar interpretando Década. Agradecen el “no hay entradas” para continuar con Estado provisional y Muy fuerte. Ruinas es la siguiente en romper el hielo con un sonido mucho más electrónico que las anteriores. Pero pronto recuperan el sonido más guitarrero con Hienas, combinado con un gran juego de luces que perdurará durante todo el concierto.

León Benvanete durante su actuación en Joy Eslava en el ciclo Pop&Dance

Un batería contundente marca los primeros golpes de Rey Ricardo, momento en que Abraham Boba sale del pequeño campo de actuación en el que se encontraba y se anima a saltar y bailar para animar aún más a la sala. Como si hubiéramos abandonado la sala y nos encamináramos a una manifestación, la gente alza los puños a gritos de Revolución, tema con el que se desata la locura. Turno de Cuesta abajo, tema que versionan de Lorena Álvarez con un sonido muy diferente al original.

León Benvanete durante su actuación en Joy Eslava en el ciclo Pop&Dance

Las canciones de su EP se estaban haciendo esperar pero llegan con Avanzan las negociaciones y Europa ha muerto. Irrumpe Ánimo valiente, una de las más esperadas toda la noche, la cual no defraudó a nadie. Se aprecia el desgaste tan grande que están teniendo sobre el escenario, por lo que se retiran unos minutos.

León Benvanete durante su actuación en Joy Eslava en el ciclo Pop&Dance

Sólo le quedan tres canciones para dar por finalizado el bolo y deciden ir a por todas con Todos contra todos, tema que les quedaba para zanjar su EP. Si hasta este momento se había vivido con gran intensidad todo el concierto, lo que estaba por venir dejaba como una inocentada los 50 minutos de actuación que le precedían. El éxtasis aterrizaba con una potente La palabra que hizo desmadrarse y enloquecer a todo asistente.

León Benvanete durante su actuación en Joy Eslava en el ciclo Pop&Dance

Éste podría haber sido un final sobresaliente para un concierto redondo, pero aún quedaba lo más mágico. León Benavente no se conformaba y buscaban ser el mejor de la clase. Para ello tiraron de Ser brigada para poner el punto y final de la mejor forma posible. Sin lugar a dudas, el hit más seguido y bailado de toda la noche, tanto arriba como abajo del escenario. La banda se sentía como en el salón de casa y Abraham decidió bajar a desmadrarse con toda la Joy.

León Benvanete durante su actuación en Joy Eslava en el ciclo Pop&Dance

Final apoteósico y concierto de matrícula de honor, con el que demuestran porqué son una de las bandas revelación del 2014 y una de las más trabajadoras del panorama actual. Como consecuencia de estos 65 minutos de espectáculo, el cuarteto se encontró con una Joy Eslava rendida a sus pies y a la cual le costará recuperarse de frenética actuación.

León Benvanete durante su actuación en Joy Eslava en el ciclo Pop&Dance

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here