Niños Mutantes se subían este año a un escenario por última vez y lo hacían en la Sala Penélope de Madrid. Concierto muy esperado tanto por el respetable como por los granadinos. Pero para empezar la noche con fuerza, Maryland se encargaría de abrir el show.

Maryland Penelope Madrid Niños Mutantes

Diez minutos después de la hora prevista, los vigueses salieron al escenario para interpretar sus canciones más reconocidas como Los años muertos o Pozo de almas. También hubo lugar para algún tema de sus primeros trabajos en inglés como es el caso de Red Boots y alguna versión. Después de cincuenta minutos se despidieron con La caleta del sol entre aplausos, confeti y cerveza en mano.

Maryland Penelope Madrid Niños Mutantes

Caía el gran momento; poco antes de las diez aparecen en el escenario Niños Mutantes, muy tranquilos y con semblante serio. Comienzan su último concierto del año con Es lo que hay, seguida de Hermana mía, primer single de El futuro. Llegaba el turno de El circo, con Juan Alberto escondido en el lateral derecho del escenario y marcando el ritmo una indiscreta batería, misma estrategia que siguen con la siguiente canción, Santo Domingo. Aparece Robot con toda la banda a grito de ¡ese futuro!.

 Niños Mutantes Maryland Penelope Madrid

Después de interpretar cinco temas de su último álbum, despierta el público con Las noches de insomnio. Cambio de guitarra y acústica en mano, Juan Alberto se arranca con La puerta y Náufragos, ambas de su penúltimo LP. El público encaja mejor con sus anteriores trabajos a los que se muestra más receptivo.

Se cuela el futuro entre estas canciones del pasado con una mediterránea canción, Barronal. Desaparecen del escenario Miguel y Nani para interpretar con sólo guitarras y voz El miedo. Reaparecen bajista y batería para anunciar la banda al completo una sorpresa. Tras las diversas quejas que le llegan de sus fans más mutantes, los granadinos han anunciado que darán allá por abril un bolo especial en la sala madrileña Sol. La novedad la encontramos en el repertorio, puesto que tirarán de aquellas canciones de sus primeros trabajos que dejaron abandonadas.

DSC_0286

Tras la grata sorpresa para sus fans más fieles, interpretan una veterana Manual de autoayuda seguida de Días complicados, que corre la mala suerte de romperse una cuerda en la guitarra de la voz. Caerán los bancos y con ella las primeras quejas a la situación en la que nos encontramos. Va quedando menos y los asistentes se van animando como demuestran en Empezar de cero, donde en uno de los últimos bises los granadinos dejan la voz a la sala madrileña.

 Niños Mutantes Maryland Penelope Madrid

Se escucha únicamente los teclados, uniéndose la batería y después el bajo, como si fuéramos pieza por pieza, hasta llegar a la guitarra y voz para ejecutar Volverás. Le sigue una desapercibida Boomerang y Te favorece tanto estar callada, muy coreada esta última. Antes de salir a tomar un respiro, presentan Hundir la flota y la delgada Huesos. Seguimos observando poco apoyo entre las nuevas, quiénes no disfrutan de tanto éxito.

DSC_0314

Tras unos minutos vuelven al escenario para presentar sus últimos cuatro temas. La optimista y enérgica Todo va a cambiar endulza este último álbum llevado a las tablas, donde vemos que a diferencia del resto de El futuro, si encaja bien entre el veterano público. Es la hora de las dos interpretaciones más mágicas de la noche: No puedo más contigo y Errante. Aumentan los decibelios en la sala; coros, vellos de punta, aplausos… Magníficas ambas y espectacular La voz, tema con el que terminan y se despiden del 2015.

 Niños Mutantes Maryland Penelope Madrid

Con ganas de más, se desarman y se despiden del público, quiénes le piden otra. A cappella, para premiar esa insistencia, interpretan un último bis de La voz. Juan Alberto, liderando la banda y entre aplausos y gritos de otra, arremete contra el Ayuntamiento de Madrid, quiénes no les permiten tocar el tiempo que ellos querrían. A pesar del trabajo que le cuesta abandonar el escenario, lo hace y con su salida las luces se encienden.

 Niños Mutantes Maryland Penelope Madrid

Es momento de abandonar la sala, con un sabor agridulce debido a un show con menos energía a la que nos tienen acostumbrados y a un gran último álbum, que por x o y no ha encajado entre el público. A pesar de las preferencias de gran parte del respetable, Niños Mutantes han evolucionado y crecido en todos los aspectos, y con ello todo lo que conlleva. Naturalmente, han dejado de ser los niños que un día fueron, y se han convertido en uno de los veteranos padres del indie español.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here