Era la puesta de largo de un nuevo disco, Paramales, el segundo tras la etapa Deluxe, y el ambiente el pasado Jueves en la Joy Eslava era espectacular. Lleno absoluto en la mítica sala madrileña, demostrando que Xoel López cuenta con una legión de seguidores en la capital.

A las ocho abrían las puertas, y a las nueve llegaba Xoel acompañado de su banda, saludando con un “Boas Noites” y listo para algo más que un repaso de los trece temas que lo componen («trece son pocas, así que tocaremos alguna más”).

Publicidad - Revelab Studio

 

Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)
Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)

En una carrera musical tan diversa y llena de múltiples influencias como la del coruñés, esto significa recorrer temas muy diferentes unos de otros, que van desde el soul, a pop con influencias folk pasando por temas muy rockeros. La sensación que queda es la de que, si en Atlántico intentó transmitir todo el poso que Argentina había dejado en su interior, en Paramales busca sintetizar las tres etapas de su vida (A Coruña, Madrid, Buenos Aires). Y eso es lo que hemos visto sobre el escenario.

Guitarra en mano, comienza interpretando “Patagonia«, uno de los temas de Paramales que nos recuerdan al su anterior álbum, caracterizados por su musicalidad y esencias latinas.

Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)
Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)

A lo largo de la noche se irán intercalando temas muy recordados de Atlántico con los del último álbum y, esporádicamente, alguno de Deluxe, etapa pasada pero no olvidada por el público. Así, irá recorriendo “Hombre de Ninguna Parte” o “Por el Viejo Barrio”  del primero y “Laberinto” o “Almas del Norte”, del segundo. Esta última, como el mismo explico, un tema bailable y muy marcado por el Northern Soul que escuchaba constantemente en su adolescencia.

Tras “Caballero”, y a la armónica y guitarra, seguimos descubriendo Paramales y sus contrastes. Llegan “Caracoles”, “Un Año Más” (con un potente final muy guitarrero) o “Antídoto”.

De esta última, descubrimos que es un tema en el que iba a colaborar Jairo Zabala (Depedro), pero finalmente no lo hizo, llegando con el tema ya cerrado. A pesar de eso, como anécdota… El “Un, Dos, Tres!” del principio es su voz.

El primer tema Deluxe de la noche será “Historia Universal” y su “Acabarás haciéndome daño, acabaré haciéndote daño”, temazo de Reconstrucción. Más adelante volvería sobre este disco con “Es el Mejor Momento” y, por demanda popular, recuperaría uno de los temas más emblemáticos de Deluxe en castellano: “Que No”.

Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)
Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)

Tras “Sol de Agua”, con “Ningún hombre, ningún lugar”, va presentando a la banda y confiesa el respeto que tenían todos a este primer concierto: muchos temas nuevos, muchos ensayos, y una noche en la que todo tenía que salir perfecto.

Luego llega “A Serea e o Mariñeiro”, tema en gallego (“tenía una cuenta pendiente con mi tierra”) pero plagado de ritmos africanos y con un pegadizo estribillo.

Cambia de guitarra y cambio de tercio, interpretando “El Asaltante de Estaciones”, canción compuesta entre el y Lola García Garrido, su pareja y a la sazón compañera sobre el escenario, y a la que un final instrumental muy prolongado y realmente espectacular.

Vuelve sobre Atlántico nuevamente con “Tierra”, que interpreta, como muchos otros temas a lo largo del concierto, marcándose un un cierto deje argentino por momentos.

Luego saca su versión más popera con “Yo solo quería que me llevaras a bailar”, seguramente el tema más movido y comercial de todo el disco… y seguramente uno de los más escuchados – y coreados en la Joy- de un álbum que llevaba días a la venta.

Tras un parón, y con un público que quería más, llega al escenario para interpretar a dúo con LolaLa casa hace ruído cuando no estás”, momento de “intimidad compartida“ con un público que pudo apreciar los matices de un tema que evoca nostalgia y con esencias casi andaluzas, en cierta medida.

Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)
Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)

Tras “De Piedras y Arena Mojada”, protagoniza con la banda un momento divertido en el que suenan acordes de La Rianxeira o Palomitas de Maíz, entre las risas y aplausos de la sala.

Y llega el primer final con “Todo lo que merezcas”, un tema despechado y directo. Quizá extraño para despedir el concierto… Y quizá por eso vuelve la banda al escenario para despedirse con “Buenos Aires”, un maravilloso homenaje a esa tierra de la que Xoel nunca se ha ido de todo, y que ha dejado una huella imperecedera en su música, y también en su vida.

Y una huella que es imposible no aprender a disfrutar escuchando Paramales.

Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)
Xoel López en la Joy Eslava (fotografía: Mónica Arévalo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here