Pudo ser Miss Mundo es el segundo disco de los barceloneses Verkeren tras Intervención, publicado en 2011, un nuevo álbum publicado por Music Bus, su nueva discográfica, con espíritu ochentero y bailable a más no poder.

Verkeren Pudo Ser Miss Mundo

Publicidad - Revelab Studio

 

Arranca muy prometedor con dos temas muy discotequeros y pegadizos como son «Qué nunca se haga de día» y «Laberinto». Éste último ha sido reconocido en varias listas independientes como una de las mejores canciones nacionales de 2014. Mención especial hay que hacerle a su simpático video, dirigido por Marc Oller y producido por CANADA, en el cual en clave de comedia, un chico hace todo para conseguir el beso de una chica.

También hay espacio para las baladas, o mejor dicho, las falsas baladas, como es el caso de «Primer bloque», donde unas guitarras preparan una base para una canción melancólica que se convierte en un medio tiempo cada vez más intenso, hasta que te das cuenta de que estás bailando otra vez.

Verkeren Pudo Ser Miss Mundo

Estos chicos se atreven incluso a introducir en «Decir que no» un estribillo instrumental y rematarlo con un solo a lo Daft Punk de 1′ 20″ que es lo mejor de la canción.

Y por último cabe mencionar «Contra», el tema más elegante y envolvente del álbum, donde la voz sintetizada de Yursen te transporta a otros lugares lejos de tu sillón.

Este disco tan detallista tiene la sensibilidad de Dorian, el sonido bailable de Mendetz y está envuelto por la elegancia de Phoenix, pero suena a Verkeren y eso es lo más importante; no en balde el nombre del grupo en alemán significa precisamente “encontrarse a uno mismo”.

Lo mejor: «Laberinto», «Que nunca se haga de día», «Primer bloque» y “Contra”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here