Sol, playa y música son una de las mejores opciones de verano para cualquier buen amante de los festivales que se precie. Esta alineación de astros se produjo el pasado fin de semana en Chipiona-Costa Ballena. El Alrumbo Festival celebraba su sexta edición con un enorme cartel que hacía las delicias de cualquier amante del rock, reggae, rap y ska nacional e internacional.

Alrumbo Festival

Publicidad - Revelab Studio

 

Tras cargar con todo lo necesario para la supervivencia en un camping, las colas interminables y la búsqueda de una parcela que convertir en hogar durante cuatro días, comenzaba un festival bajo el calor sofocante de la provincia de Cádiz.

Uno de los primeros en subirse al Escenario Sur fue Juanito Makandé. El gaditano tocaba en casa y el público esperaba ansioso su ritmo flamenco underground.  “La llave” y “Arañando el aire”, temas pertenecientes a su álbum Las canciones que escribí mientras volaba, fueron unos de los primeros en arrancar el concierto, acompañado de su banda y su inseparable Fran Cortés a la guitarra.

Juanito Makandé Alrumbo1

En el Alrumbo también sonaron “Calores” o “El chiringuito”, canción que hace honor a una taberna sevillana que lleva el mismo nombre. Después, y como sorpresa, apareció su compadre del alma el Canijo de Jerez y juntos se arrancaron con la canción “Churrete y Ringo”. Los ánimos ya estaban arriba cuando llegó el momento de corear “Niña voladora”, una de las canciones más representativas de Makandé, que ya prepara su próximo álbum Muerte a los pájaros negros.

Juanito Makandé Alrumbo

Con el alma llena de canciones, aparecieron en el Escenario Alrumbo Calle 13. Los portorriqueños repetían por segunda vez como cabeza de cartel en este festival, pero supieron encandilar al público una vez más. René Residente se subió a las tablas entre vítores y toda la fuerza que le caracteriza para que las miles de personas que le esperaban no parasen de bailar con “Nadie como tú”, acompañado de su otra mitad Eduardo Visitante.

Calle 13 Alrumbo

En su habitual tono protesta, Residente brindó a los jóvenes palabras alentadoras de fuerza y lucha y también insistió en la necesidad de proponer ideas para cambiar la situación social actual. No nos podemos quedar parados y todos juntos brindaron por “El aguante”. Su álbum Multiviral también estuvo presente con “Ojos color sol” y la impresionante voz de su inseparable Ileana Cabra, PG-13, inundó el Alrumbo cantándole a “Latinoamérica”.

Ileana Calle 13 Alrumbo

Pese a ser casi media noche, el calor apretaba en Chipiona y René no dudó en lanzar botellas de agua al público para que resistiesen y bailasen “Vamo’ a portarnos mal”. El concierto terminaba pero aún quedaba por sonar su archiconocida “Atrévete” y el bis final que llegó con “Muerte en Hawaii”.

Visitante Calle 13 Alrumbo

Sin apenas descanso, el público preparaba sus rodillas para moverse a ritmo de buen dancehall. Fyahbwoy llegó a Costa Ballena acompañado de Karty Er Nene y de Daddy Cobra a los platos. El artista madrileño no paró de moverse con los temas pertenecientes a su último álbum BL4QKFY4H.

Fyahbwoy Alrumbo

No obstante también hubo tiempo para sus temas más clásicos, los de siempre. Entre ellos destacaron “Fenomenal”, “Fuma weed” y Blondapetit, que por supuesto consiguió subir el ánimo en un pliqui, si era posible que estuviese más alto. El Chico de Fuego terminaba y daba paso al Escenario Cruzcampo.

Fyahbwoy Alrumbo 1

Allí esperaba La Maravillosa Orquesta del Alcohol con su uniforme blanco y negro para estrenarse en el Alrumbo Festival. “Miles Davis” fue uno de los temas con los que arrancaron para conseguir conectar con el público. Y así lo hicieron. Las letras de La M.O.D.A. empatizan con aquel que los escucha. Uno de los ejemplos fue “Catedrales” y por supuesto “Hay un fuego”, con un ritmo un poco más lento, pero que es igual de efectiva tanto en una sala pequeña como en un festival de gran formato.

La MODA Alrumbo

Los chicos burgaleses repasaron su último álbum La Primavera del Invierno, pero también hubo tiempo para recordar los temas de su anterior LP. “Vasos vacíos” es uno de sus himnos y cómo no, Nómadas, una canción dedicada a los que se van. Para terminar, y como ya es habitual, “Los hijos de Johnny Cash” aparecieron en el escenario y pusieron punto final a la actuación de este septeto que arrasa por donde pasa.

La MODA Alrumbo 1

Después, los franceses Dub Inc. se subieron a las tablas para dar una buena lección de reggae y hip-hop. Sus letras, que también beben de influencias africanas, fueron coreadas por los todos los tripulantes del Alrumbo Festival que seguían con mucha energía y aún pedían más música.

Dub Inc Alrumbo

Llegó el momento de El Puchero del Hortelano, que continuó con su Hasta la Vista Tour en Chipiona. Sonaron los temas más míticos de esta banda que se despide, donde se corearon los acordes de “Ese rato tan divino”, se respiró amor con “La quiero a morir” y “Tú eres eso” y se bailó sin parar con “Asuntos Serios”.

El Puchero del Hortelano Alrumbo

Para terminar la jornada, Bongo Botrako cerró el Escenario Sur del Alrumbo Festival. Aparecieron con los acordes de “Caminante”, canción que se encuentra en su primer disco. El punk parranda de esta banda catalana no dejó indiferente a nadie, y repasaron su discografía con “Revoltosa” y “Give us your love”, entre otras, y por su puesto “Todos los días sale el sol”.

DSC_0484

El jueves del Alrumbo llegaba a su fin. Mientras algunos continuaban disfrutando con los deejays otros descansaban, en el camping o en la playa. El festival sólo acababa de empezar, y bien fuerte. Había que guardar ritmo, Chipiona esperaba mucho más.

Fotografías: María Herrero y Marina Escudero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here