Amanecía en Chipiona Costa Ballena, un sol radiante y potente al más puro estilo veraniego del sur andaluz. Amanecían también los tripulantes del Alrumbo Festival 2015, con esa extraña mezcla de sensaciones que se vive en los días de supervivencia festivalera: “Uf, no puedo más, no sé cuanto voy a aguantar esta noche” vs “Venga, coge una cerveza, que me dura el subidón de los conciertazos de ayer”.

Tras algunas horas en la playa (con revolcones por el oleaje incluidos), una cutre pero honrosa alimentación y unas gotitas de lluvia, que hicieron las delicias de las sudorosas frentes de los acampados, a las 19:00 horas comenzaron a escucharse los latidos del escenario Sur.

Publicidad - Revelab Studio

 

Miguel Campello. Alrumbo2015

Era el bicho de Miguel Campello, con su falda, con su percusión, con su guitarra, con su botella de vino y con su Aire, que enamora. Aunque era ya media tarde, los rayos del Astro rey pegaban aun con fuerza y, por si a alguno le flaqueaban las piernas,  el Chatarrero gritó “Hay que vivir!” . Con “Camina”, nos llevó hasta su “Entrada y salida”, entre otros temas con los que el artista y acróbata demostró que ni la naturaleza para su fuerza. Sin duda, conciertazo de apertura de la segunda jornada festivalera,  aunque algunos nos quedamos con ganas de que en la despedida no hubiera un “Llámame mañana”.

Canteca de Macao. Alrumbo2015

La tarde seguía ardiendo y la rumba no paraba, el flamenco y el reggae tampoco,  sonaban los Canteca de Macao. Chiki y Anita llegaban a tope, se les notaban las ganas que tenían de venirse “Pal Sur”.  El público les correspondió con sonrisas, coros motivadores y bailes de cuerpos que, en su mayoría, estaban casi desnudos para aliviar las temperaturas extremas del verano gaditano. Ánimos bien altos y puños en arriba en el momento de uno de los himnos de la banda, “Alternativa libertaria”, un canto a la libertad para el que “Nunca es tarde”. La despedida fue apoteósica, con un atrevido Chiki que convirtió sus dientes en el apoyo de la guitarra. Tendremos que esperar al lanzamiento de su próximo disco, que ya está en grabación, para ver si estas tendencias de nuevos sonidos continúan.

Rapsuskley. Alrumbo2015

Escenario Al rumbo descansaba, pero los tripulante no. Rapsusklei llegó hasta Chipiona Costa Ballena con un objetivo claro: hacer vibrar a los amantes del rap y conquistar a los más reacios a este estilo. Lo consiguió. El niño de la Selva saltó al escenario acompañado de la banda The Flow fanatics, pero sin una de sus principales señas de identidad y demostrando que él no sigue modas, apareció sin rastas. “Lo que me preocupa que crezca es lo que llevo dentro, el pelo crece solo”.

Alrumbo2015 (1)

“Está to feo” también sonó sin Zatu (por esta vez) en el Alrumbo Festival y aunque el MC siga “Dando y perdiendo” hay una cosa que mantiene, su capacidad de conectar y empatizar con un público al que se entregó en cuerpo y alma, literalmente, en “A fuego”. Para cerrar el telón y como colofón, el maño pidió “Dame criptonita”, mientras en Cruzcampo los chicos de Gritando en Silencio intentaban también hacerse oír.

Alrumbo2015 (2)

Se hizo de noche (ya era hora, qué gusto de temperatura) y pisaron las tablas unos tíos que hacen reir con su luz propia. Los catalanes de los Mojinos Escozíos se dieron un buen viaje para llenar de humor, teatro, risas y letras cachondas a los tripulantes. Era el momento para hacer el tonto con “Las niñas de la Saye”, “Qué gueno que estoy”, “Soy guay” y “Musho gay” y, así entre un poco de todo y muchas risas, el Sevilla sentenció “Al carajo”.

Chambao.Alrumbo2015

Un concierto de los Mojinos (sumado a la tralla a la que nos habíamos ido sometiendo durante esa tarde y el día anterior) deja el cuerpo para el arrastre. Tocaba relajarse un poco y para ello contamos con La Mari. Los malagueños de Chambao inundaron con su original flamenco chill  todo el recinto de conciertos. Haciendo honores a la tierra andaluza, que tanto llevan por bandera, sacaron a su “Duende del sur” de debajo de las faldas y nos pusieron a dar palmas y a poner una voz agitaná para entonar los clásicos “Ahí estás tú” o “Papeles mojados”.  Estaban felices de estar cerca en su tierra y una Mari, guapísima, aclamó “Sed felices, y a comer, y a beber y a fumar”. Y así despidió un  concierto de los que dejan huella.

Lauryn Hill.Alrumbo2015 (2)

Y para suceder a una gran mujer, qué mejor que otra de las grandes. Era una de las más esperadas, de las cabezas de cartel, un regalo para los oídos, la vista y todos los sentidos. Se hizo esperar, apareció algo tarde y trajo a su propio telonero, un DJ que se encargó de que la música no parase de sonar hasta el momento en el que ella subiera al escenario. Era MS. Lauryn Hill, artista estadounidense que eligió el Alrumbo 2015 para ofrecer una de sus escasas actuaciones en nuestro país. Hubo opiniones para todos los gustos, pero la verdad es que no dejó indiferente a nadie.

Lauryn hill.Alrumbo2015

Desde su atuendo (vestido blanco y voluminoso, sombrero de paja y enormes pendientes amarillos) hasta su cabeza rapada, pasando por sus enérgicos gestos que dirigían a la totalidad de su banda llamaron la atención. Pero nada hizo sombra a su voz ni a su poderío en el escenario. Aunque sentada en un principio, la rapera, cantante y actriz tenía el control de la situación y parecía hacer con la música lo que quería en cada instante, moldeaba las canciones a su antojo (ahora coro, ahora guitarra, ahora silencio y después golpe de batería). Algunos le acusaron de mandona, pero para otros fue una delicia. El ritmo frenético no paró en todo el concierto, pero si aún quedaba algún tripulante poco convencido, Lauryn interpretó “Is this love” y “Ready or not”, que en su voz, sonaron estupendos. Al final del concierto a muchos se nos habían ya olvidado los minutos de espera y disfrutamos de un espectáculo exquisito.

SFDK.Alrumbo2015

Y después de esto… tenía que salir alguien fuerte, y se atrevieron los Siempre Fuertes De Konciencia, el valiente del Zatu, acompañado de su inseparable Acción Sánchez y de Legendario. SFDK comenzó su directo con una energía desbordante y arrolladora, el listón del Alrumbo estaba muy alto y así continuó. El más famoso embajador de Pinomontano tuvo momentos para todo: el buenrollismo con “Malviviendo” o “Bajo el mismo Sol”, la ternura y determinación con “Lo intenté” o la pasión de “La puñalá”, una de los temas más potentes del directo de los sevillanos. Los de siempre tampoco faltaron a la cita en Chipiona, “Pruébalo” y “El niño guey” sonaron en la noche de viernes. Además Rapsusklei hizo su segunda aparición de la noche para cantar junto a su compadre “Está to feo”.

Foreign Beggars.Alrumbo2015

Quedaban pocas energías, pero en esta noche era imprescindible aguantar, y para ello, los refrigerios fresquitos ayudaban y mucho. Otros que nos refrescaron fueron el dúo londinense Foreing Beggars, que inundaron de hip hop y grime las tablas del escenario Cruzcampo.

Alrumbo2015 (3)

Ya estaba bien entrada la madrugada, pero teníamos ganas de más y, en una noche en la que las féminas destacaban, llegó otra voz femenina, aunque bien rodeaditas de hombres. Era Trashtucada, que estaban de “Festivale!”, y con esa energía, la banda y el público se fundieron en uno al grito de “Nada nos puede parar”. Al final del concierto, los que aun sentían los pies, se olvidaron de ellos. Con estos ánimos que rozaban ya el cielo, aparecieron otros de los artistas internacionales del festival. En este caso, eran los franceses Dirtyphonics y llegaban a los platos, con música electrónica, que acompaña a las altas horas de la madrugaba en la que ya nos encontramos.

Aoki.Alrumbo2015

Cansados o no, una vez llegados hasta aquí nadie podía marcharse todavía. Quedaba un plato fuerte, otra de las cabezas de cartel por los que algunos estuvieron en primera fila desde las 17horas, (todo un logro más que remarcable es esperar durante casi 12 horas bajo el intenso Sol de la costa andaluza).  Todo era poco para recibir al americano de rasgos asiáticos y pelo Pantene, Steve Aoki. Eran casi las seis de la mañana, pero en cuanto sonaron los primeros ritmos nadie parecía estar cansado. El amanecer tuvo una banda sonora increíble con temas y remixes que hicieron bailar, vibrar, saltar y echar los higadillos en momentazos como “El ciclo de la vida” o  “Wonderwall”. Fue un cierre de fiesta, con un sol de fondo, que nos dejaba con más ganas de música hasta el día siguiente.

Fotografías: María Herrero y Marina Escudero

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here