Carlos Sadness estrena single y videoclip de uno de los temas más pausados de su último trabajo. La idea salvaje, que tantos éxitos le ha traído, parece querer despedirse por todo lo alto. Carlos quería tener un detalle con “Días impares” por todas las emociones que le ha generado en su última gira. En un concierto privado durante su primera estancia en México, Sadness interpretó junto a Melissa Robles ese tema que ahora ha sido grabado en forma de exquisita versión.

Publicidad - Revelab Studio

 

Con este videoclip estamos ante uno de los pocos nacionales que hasta el momento se ha atrevido a normalizar y visibilizar la diversidad sexual. Carlos siempre se ha distanciado a nivel de estética y letras de los convencionalismos. Transformando a las personas en meros elementos naturales, se desmarca de los clichés de las relaciones heterosexuales tradicionales. “Me ayuda a explicar las metáforas sin recurrir a las relaciones chico-chica”, confesaba en 2015 en una entrevista con Indiescretos.

“Con este videoclip hemos querido contar la historia de amor y desamor entre una pareja. Se mezclan las escenas introspectivas y sueños, con escenas de la realidad de esa historia. Hay partes en las que el personaje de Laia (la chica rubia) pone a prueba la fe en la relación de pareja, por ejemplo cuando tira de las estrellas del techo, o explota los globos (una celebración que nunca llegó a ocurrir) simboliza que va quemándose esa relación, y que la esperanza en seguir juntas se va perdiendo”. Así explicaba Rob Aparicio, autor de esta obra visual, la idea y finalidad que tenía con estos casi cuatro minutos de vídeo.

Tan sorprendente ha sido el videoclip que en apenas tres días ha conseguido más de 130 mil visualizaciones en Youtube. Sin complejidad pero con una excelente estética, «Días impares» parece formado con cortes de algún mágico film. Este se encuentra en la línea de «Habitación en Roma» o del videoclip de «Infinitamente» de Los Seis Días. Con este gesto tan significante como necesario, Carlos ha conseguido crear una oda a la libertad y diversidad sexual sin caer en el morbo y en la cosificación. Mágico, sensible y elegante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here