Esta vez no ha sido una tormenta eléctrica lo que ha tenido que superar la organización del festival, como ya lo tuvo que hacer hace un par de años, sino que los apagones del primer día emborronaron una esta edición que ya arrastraba dudas por la eliminación de la jornada del jueves y un cartel, para muchos, de dudosa consistencia.

El municipio de Nigrán acogió, como cada año, una de las citas indies más importantes del territorio Gallego: el PortAmérica. Muchos son los fieles que se reencuentran año tras año en Porto do Molle, algo que se hizo palpable tras acceder a la explanada donde está situado un camping que tuvo como novedad una gran carpa al más puro estilo circense.

Publicidad - Revelab Studio

 

Los conciertos del viernes 15 de julio comenzaron puntuales con los ganadores del concurso de bandas: Dallasgracias Australia, ambos con una importante legión de valientes fans que soportaron estoicamente el calor. Amaro Ferreiro estrenaba el escenario Estrella Galicia bajo la atenta mirada de su hermano Iván. El gallego juega absolutamente como local en este festival, ya que ha sido habitual su presencia desde la primera edición y porque la moneda de cambio con la que se hacen las transacciones en el PortAmérica lleva su nombre.

dallasgracias-portamerica-2016-1
Dallasgracias – PortAmérica (15/07/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

Sonido Gallo Negro fue una de las sorpresas de esta edición. La banda presentó su último trabajo Ecos de otro mundo (Casete, 2016) entre caras de asombro por una apuesta sonora, ante todo, curiosa. «Noche de setas» anunciaba el concierto de Pony Bravo, una de las actuaciones más satisfactorias de toda la edición en cuanto a su ejecución.

Y aunque el ritmo de conciertos es frenético, puesto que el cambio de escenario permite trabajar con una mayor «tranquilidad» a los técnicos, el PortAmérica ofrece una importante oferta culinaria en todos sus puestos de comida y food trucks, por no hablar de la tercera gran carpa del festival en la que el cocinero Pepe Solla es la piedra angular. 20 chefs que sumaban 8 Estrellas Michelín trabajaron incansablemente para ofrecer una más que diversa y jugosa variedad de tapas. Además, esta carpa de cocina tiene habilitado un escenario en el que Solla y otros artistas como Eladio y los Seres Queridos, Iván Ferreiro, Nicolás Pastoriza o Xose Manuel Budiño sorprendieron a los asistentes con breves conciertos.

Si hay un nombre que se echó en falta el resto de ediciones ese fue el de IZAL. Los de Mikel ya no son una de las revelaciones del panorama actual, puesto que son una auténtica realidad constatable. Las canciones de sus tres discos fueron coreadas desde el principio de su concierto hasta que lo fusilaron en lo más alto jurando su intención de volver.

izal-portamerica-2016
IZAL – PortAmérica (15/07/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

Y hasta aquí todo parecía que iba como la seda, no obstante el concierto que iba a continuación era el que posiblemente arrastraba más dudas. Si bien es cierto que Amaral hace tiempo que no forma parte de la radiofórmula como tal, resulta chirriante para muchos que su nombre se encuentre entre artistas como los de este cartel. No obstante, prejuicios a un lado, su concierto no estuvo mal y la cantidad de hits por todos conocidos jugó en su favor. Lo que quiso jugar en su contra fue un inoportuno apagón en el sonido que impidió, por unos instantes, seguir la actuación con normalidad. Pero eso no es suficiente para desanimar al público gallego, ya que aprovechó para cantar a capela un recital de clásicos como «A saia de Carolina», «A Rianxeira» y «O Miudiño» con los aplausos de una Eva Amaral que no daba crédito a lo que estaba sucediendo. Afortunadamente el problema se subsanó y el concierto pudo terminar con normalidad.

E inmediatamente después de Amaral llegó el turno de la auténtica sorpresa con mayúsculas del festival: FM Belfast. Los de Islandia incendiaron el escenario Flooxer con una actuación frenética repleta de grandes momentos que no permitieron descansar los pies durante un minuto. Y ya de vuelta en el escenario Estrella Galicia, Molotov se subió al escenario con los murmullos de una muchedumbre, preocupada por si se repetían los problemas técnicos. Desafortunadamente así fue, y durante un par de ocasiones se interrumpió el concierto hasta que ya resultó imposible continuar con el. Por suerte Nortec Collective Eme DJ estaban allí para olvidar lo sucedido momentos antes.

El sábado amaneció con el mismo calor pero con distinto color. Los contratiempos que se habían sucedido la jornada anterior saltaron todas las alertas de la organización que trabajó incansable para que no volviesen a sucederse una vez más.

myles-sanko-portamerica-2016
Myles Sanko – PortAmérica (16/07/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

Una vez más, y con la puntualidad que reina en esta cita, los conciertos empezaron a las 18:30 sobre el escenario Flooxer con Retrovisor y Myles Sanko. Todavía era demasiado pronto y la afluencia del público no se empezó a notar hasta la llegada de uno de los grupos revelación de la temporada, y una de las grandes apuestas de la directiva de Esmerarte: Furious Monkey House. Este grupo de jóvenes talentos encabezados por un descarado mono ofrece un espectáculo que gusta a los más jóvenes y convence a los adultos por su tremendo desparpajo y sus grandes dotes musicales.

Y por fin llegó el momento que muchos habían esperado. Leiden había dejado el escenario caliente a una de las actuaciones más cotizadas del PortAmérica. Era el turno de que Enrique Bunbury desembarcase su caravana de canciones en Nigrán. El de Zaragoza mostró por qué es una leyenda viva de la música española con canciones de «ayer y de hoy» al gusto de todos los públicos.

bunbury-portamerica-2016
Bunbury – PortAmérica (16/07/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

The Undertones tuvieron la fortuna de colocarse entre Bunbury y Love of Lesbian, sin duda dos pilares clave en el cartel de este año. No obstante pudieron demostrar que ellos también merecían ese puesto con una actuación de lo más purista. Los de Santi Balmes están con la gira de su último trabajo El poeta Halley (Warner Music Spain, 2016). Este disco (casi doble) tiene canciones de unos cinco minutos de media, e incluso está presente en el «Psiconautas», una pieza de más de 9 minutos. Esta y muchas otras se acoplaron al recital habitual de los catalanes que han sabido capturar su propio estilo, para impregnarlo en cada uno de sus sonidos como bien quedó demostrado en Porto do Molle. El final de «Planeador», canción que abre el disco y que cerró el concierto de LOL, supuso el comienzo de la actuación del trío parisino Talisco. La banda no dudó en destapar su cajón de hits encabezados por «The key» que hicieron mover las caderas a los supervivientes de los conciertos anteriores.

Para rematar esta aventura de dos días, León BenaventeELYELLA Dj´s pusieron el broche final sin ningún tipo de problema técnico, por lo que lo de la noche anterior se consiguió subsanar de forma adecuada.

PortAmérica 2016 – Aftermovie Indiescretos

Este es el vídeo que resume cómo ha sido la quinta edición del PortAmérica. Esperamos impacientes una sexta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here