Dorian cumple 10 años en el panorama musical y no ha dudado en celebrarlo por todo lo alto. El sábado, 10 de mayo, presentaron su disco conmemorativo Diez años y un día en la Sala Barts, como parte de la programación del Guitar BCN.

DSC_0234

Publicidad - Revelab Studio

 

Fue un concierto especial para el público, ansioso por escuchar las remezclas de los éxitos de siempre y los temas inéditos, pero para ellos lo fue aun más. La primera vez que tocaron encima de un escenario fue en esa misma sala diez años atrás, por lo que se mostraron bastante agradecidos y orgullosos de estar allí otra vez. “Menos mal que nos dieron esa oportunidad, porque si no habríamos acabado en cualquier parte haciendo botellones hasta hoy”, dijo Marc Gili, el vocalista.

DSC_0093

Con Isabel Hernández (Belly) al segundo micrófono, Bart Sanz al bajo, Víctor López en la batería, Lisandro a la guitarra y el trío de cuerda al fondo, Marc Gili arrancó con Estudios de mercado y Solar. En la tercera canción, cuando Belly ya reinaba en su trono, dominando el piano y los sintetizadores, Gili entonó Los amigos que perdí, que en este último disco cuenta con la colaboración de Santi Balmes (Love of Lesbian) y que hizo retumbar la sala.

DSC_0218

“Imaginad que estáis en vuestra playa favorita del mundo con la persona que más queréis y disfrutad de esta canción”, dijo antes de comenzar a cantar Temblor. La sala, aunque no estaba llena del todo, lo parecía del estrépito que causaron los asistentes al hacer los coros, hasta que el ambiente se puso romántico con Verte amanecer. Esta canción fue un ejemplo de la asombrosa mejoría de las canciones con esta nueva remasterización. Parecían dos temas diferentes si comparamos la versión de 2009 con la actual. Sin duda, el arreglo de las canciones con el sexteto de cuerda, vientos y percusiones, cumplió con las expectativas que los seguidores se habían creado antes de la publicación del nuevo disco.

DSC_0129

Continuaron con un ya habitual homenaje a Soda Stéreo, con la canción homónima, incluida en el disco La velocidad del vacío, y reeditada en Diez años y un día. Después le llegó el turno a los temas nuevos. Los barceloneses estrenaron en público Arrecife, el primer sencillo de este último trabajo, y Ara, su primera canción en catalán, que habla sobre el irremediable divorcio entre la clase política y la ciudadanía. No hubo mejor momento ni mejor lugar para cantarla. La gente acompañó a Dorian con saltos y silbidos de apoyo. Fue, seguramente, uno de los momentos más emocionantes de la noche.

DSC_0230

Aunque nada comparable con el final apoteósico que tenían preparado. Invirtiendo el orden de la trilogía de La ciudad subterránea, cantaron La mañana herida y Paraísos artificiales, para terminar con La tormenta de arena en una lluvia de confeti que acabó creando en la sala un ambiente surrealista. Mientras tres generaciones de personas se unían para cantar: “Todo lo que siento por ti, solo podría decirlo así…”, el aire se cubría con papelillos de colores. Fue una estampa tan pintoresca que solo podría ser obra de Dorian.

Fotografías: Paula Silvestre Selles

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here