Entradas agotadas advertía un cartel en la taquilla de la Sala Razzmatazz. Se habían agotado hace semanas. Más de 2.500 personas habían acudido mucho antes de la hora prevista a la cita que tenían con Leiva en Barcelona.

IMG-20150509-WA0008

Publicidad - Revelab Studio

 

Un invitado especial, compañero de viajes y de escenario de Leiva en varias ocasiones, le hizo de telonero. Se trataba de Carlos Cros, que amenizó la espera con canciones tan pegadizas como No más lágrimas, hasta que llegó el momento en que las luces se apagaron y comenzaron los silbidos de ovación.

IMG-20150509-WA0006

Puntual a la hora acordada, la banda ocupó sus puestos a tiempo para que a las 21:00 ya estuviera Leiva al micrófono abriendo la noche con la canción más personal del disco, Los cantantes. A pesar de que el tema es bastante íntimo, los músicos fueron capaces de hacer que el ritmo calara hondo en los huesos de los asistentes para revolucionar la sala. Desde el primer momento dejaron claro que el directo era lo suyo.

IMG-20150510-WA0005

La banda que acompaña a Leiva es la que heredó de su antiguo grupo, Pereza, así que quizás sea por esto que su nuevo trabajo, el segundo de su carrera en solitario, sigue sonando igual que las canciones que compuso junto a su ex compañero, Rubén Pozo.

IMG-20150509-WA0007

La tercera canción que se escuchó en la sala fue animales, todo un clásico, que sacó el lado más salvaje de los asistentes. Durante la actuación mezclaba temas nuevos con los éxitos pasados. De esta forma intercalaba Mi mejor versión, con Widsor, sin que nada desentonase sobre el escenario. Es más, era como revivir el pasado, ya que su hermano Juancho (vocalista de Sidecars) estaba a su lado para hacerle los coros y apoyarle a la guitarra, recreando la ilusión de estar viendo a Pereza al completo.

IMG-20150509-WA0009

Tras Afuera en la ciudad y Por mi tripa, el ambiente se puso solemne con Pólvora y Vértigo. Mecheros en mano y cadenas de abrazos que se rompieron con Aproximaciones y Como lo tienes tú. Después de la calma vino el diluvio con la interpretación de su tema inédito, Sixteen, que produjo junto a Carlos Tarque (M-clan) y Fito Cabrales, y que no incluyó en el disco “por sus propias paranoias”, según confesó.

IMG-20150510-WA0002

Para poner el broche de oro a una noche memorable, Leiva pidió que disfrutaran de la última canción como en los viejos tiempos, sin móviles ni cámaras. Con los brazos en alto, la sesión acabó con Lady Madrid. Aunque antes de finalizar el concierto consiguió cumplir una promesa que tenía pendiente.

Le había asegurado a Ariel Rot que le haría un homenaje a Los Rodríguez en el escenario, y así lo hizo. “Hace calor, hace calor, yo estaba esperando a que cantes mi canción…” gritaba la sala a la par, pero lo cierto es que la temperatura ya no podía subir más. Razzmatazz ardió la noche del viernes con Pólvora.

Fotografías: Adrián Romero Hernández

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here