Indiescretos ha tenido acceso antes que nadie, al igual que en la presentación del primer videoclip y del corte «Retratos», al primer largo de La Perra De Pavlov y ya podemos describir lo que os encontraréis dentro de Crónica De Un Movimiento, el primer elepé de los grancanarios que se publica hoy, en formato digital. ¿Y qué hay?. Pues precisamente eso, movimiento, mucho movimiento sobre un sonido muy pop, eléctrico y enérgico, con un cierto aire revolucionario.

La Perra de Pavlov

Publicidad - REVELAB studio

 

Hay mucho tema para bailar, sobre todo en su primera parte, donde nos encontramos varios cortes que comparten punteos de guitarra en  unos arranques fulgurantes. Ese es el caso del primer single (Zapatos), de Agente Dunham, canción que abre el disco, a la cual le falta algo más de mordiente en el estribillo para hacerlo redondo y de Ciudad Moderna, uno de los mejores cortes del disco y que comparte una muy positiva cualidad con la mayoría de las canciones y es que va ganando con el paso de los minutos. Un continuo in-crescendo, y  no me refiero a la velocidad de las canciones sino a la intensidad, consiguen que durante las segundas partes (normalmente después de un parón en el ritmo) entiendas que quería hacer el grupo con las canciones y te gusten definitivamente. Esto mismo ocurre con John Dillinger ,donde encontramos al Edu Cabrera más Adam Levine del disco  y cuya segunda parte bailable consigue llamar definitivamente tu interés.

Aunque se presentan mayormente acelerados a lo Two Door Cinema Club, La Perra de Pavlov también saben parar el ritmo y nos encandilan con la envolvente e inmediata Retratos, en la cual la voz de Edu Cabrera destaca más que nunca debido a su estribillo que multiplica el efecto de su voz, ganando en intensidad; un recurso utilizado en varias ocasiones, como en la desapercibida, sólo inicialmente porque en seguida te engancha su RNR, Malibú.

Y es que prácticamente todas las canciones, hasta las que llegan menos, tienen virtudes suficientes para ser salvadas, como por ejemplo el final evocador de Huellas o la diferenciada del resto por su mayor producción electrónica Anfitrión (ojo a como puede quedar este tema en directo, muy propicio a las palmas).

La Perra de Pavlov

En este disco tan popero hay inexperiencia, cosas por pulir en su producción y margen de mejora en sus letras, pero tiene tal espontaneidad y es tan adictivo que acabas escuchando el disco hasta que se olvidan los defectos.

Las Mejores: Ciudad Moderna, Retratos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here