Lo de ayer bien podía confundirse con el line-up de cualquier festival de altura, porque era el día de Ed Sheeran pero se llevó a dos invitados de lujo, que yo personalmente ni si quiera les pondría la etiqueta de teloneros. A las 18:45h saltaba al campo la sueca Zara Larsson que empezó a calentar motores con sus temas pegadizos y mundialmente conocidos, como pueden ser «Lush Life» o «This One’s for You».

Pero esto no había hecho más que empezar, porque tras ella, el británico del indie-rock-folck James Bay, aparecía en escena con toda su banda y un repertorio de buenas canciones que bien podrían confundirlo por la estrella de la noche. Fueron 9 canciones donde no faltaron sus ya clásicos «Let It Go», «Hold Back the River» o «When We Were on Fire», además de la nueva oleada de temazos que son «Us», «Pink Lemonade» o «Peer Pressure».

Foto: Cris Molina

Pero el plato fuerte llegaba a las 21:00h, con una puntualidad severa, el protagonista del show se acercaba al escenario mientras lo filmaban con una cámara que era retransmitida por las grandes pantallas que vestían el escenario. Lo de Ed Sheeran ya de base es espectacular, consigue llevar un formato propio de salas pequeñas a estadios repletos de fans por todo el mundo. Ayer eran concretamente 55.000 personas, a las que el británico consagrado como uno de los artistas más importantes de la última década, convenció para que se colgara el cartel de sold out semanas antes de su concierto.

Tiene mérito presentarse ante esta multitud de gente solo ante el peligro, y es que lo único que le acompaña en ese inmenso escenario es su guitarra y una pedalera. Ni un solo músico a sus espaldas, a Edward Christopher Sheeran le bastó con grabar sus propios sonidos y reproducirlos en loops durante las canciones para llenar el escenario y que no se le quedara grande. Un cantautor venido a más, un repertorio de temas edulcorados, sencillos, fáciles de recordar, con tintes de hip hop y música acústica, le ha ha bastado a este pelirrojo de Halifax (Reino Unido) para meterse al Wanda Metropolitano en el bolsillo.

edsheeran-madrid
Foto: Cris Molina

La sobriedad escénica normalmente puede parecer algo negativo, pero en su caso, le suma, ya que es impresionante verle ahí ante un público tan multitudinario, desligándose del típico espectáculo que se suele hacer en estos eventos. Sin fuegos artificiales ni parafernalias, el pop-star consigue llenar el espacio solo con su música.

La única ayuda que tiene (además de su guitarra  y los loops) son las miles de gargantas que le acompañan incluso sin que él lo pida; juega con la ventaja de que la mayoría de sus temas son conocidos en todo el mundo, incluso cuenta en su palmarés con uno de los temas más reproducidos en la historia de Spotify «Shape of You». Además de este, sonaron «Perfect», «The A Team», «Castle on the Hill», «Eraser», «Photograph», y algún que otro medley como «Don’t / New Man», «Lego House / Kiss Me / Give Me Love» o «Poor Wayfaring Stranger / I See Fire».

edsheeran1-indiescretos
Foto: Cris Molina

Habrá que estar atentos para ver cuántos años más, Ed sigue convenciendo con un show prácticamente idéntico al que hizo en el Wizink Center la última vez que visitó la capital; le seguiremos la pista de cerca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here