Y es que Los Punsetes llegaron a la sala Joy Eslava de Madrid el pasado viernes 29 cargados con un buen arsenal, y no de excusas precisamente. Tras una hora de espera donde los más fieles ansiaban la primera fila, salieron, por orden todos lo músicos hasta llegar a la gran Ariadna, con un outfit de lo más flamenco, que sin duda era uno de los detalles más esperado de este fin de gira de los madrileños.

los-punsetes-joy-eslava-madrid

Publicidad - REVELAB studio

 

Empezaron fuerte, tocando una de sus canciones más conocidas y aclamadas por el grupo «Maricas» fue el tema elegido para calentar motores, sin duda una buena opción.
Entramos en calor rápido, ya que la sala estaba llena, y con semejante temazo no fue muy complicado.

El énfasis inicial se fue calmando con temas como «Tan lejos, tan cerca», «Dos policías» y «Los últimos días de Sodoma»o «Trafico de órganos en la iglesia», pero a la vez la gente iba notándose cómoda y los primeros pogos estaban al caer.

los-punsetes-joy-eslava-madrid

Fueron intercalando temas de su último disco como «Falso documental» y «Museo de Historia Natural» con otros de trabajos anteriores, véase «Dinero» del disco LP2 y «John Cage» perteneciente a su anterior trabajo Una montaña es una montaña.

Uno de los puntos importantes del directo de estos cinco, son (además de su música) las imágenes proyectadas en una pantalla que siempre sitúan tras ellos. Arte visual el que aparece por allí y con el que saben acompañar cada una de sus canciones de forma muy indicada generalmente. Cómo no, salió la cara de Bowie, y la sala se vino arriba; fue su pequeño homenaje desde la Joy al cielo.

los-punsetes-joy-eslava-madrid

Ariadna no tenía bastante con un modelito, así que a mitad del concierto abandonó el escenario y minutos después apareció con una especie de armadura futurista, que como todo lo que viste esta mujer, es complicado de describir.

«Amanece más temprano», «Opinión de mierda», «Alférez Provisional» acompañada de imágenes del gran Salvador Dalí y «Arsenal de excusas» fueron coreadas con gran ímpetu por el público allí reunido. Subía la temperatura, los decibelios y todo lo que podía subir ante esta selección de canciones con las que empezaban a despedirse.

los-punsetes-joy-eslava-madridPero esto aún no había terminado, quedaba una de las canciones donde todos los asistentes fueron un pogo común, era cómo no el turno de «Me gusta que me pegues» una de las favoritas de sus seguidores que podemos encontrar en su último disco LPIV.

Con Nit de l’albà se fueron después de pronunicar las únicas palabras que pudimos escucharle a Ariadna en toda la noche: «Muchas gracias Joy».

Pero como (casi) siempre, volvieron, y la elegida para los bises fue «Vaya suerte que tengo» con la que se fueron definitivamente tras el esfuerzo que hizo de la vocalista del grupo que hasta se movió para decir: «Muchas gracias, sois muy majos.»

los-punsetes-joy-eslava-madrid

Una noche digna de la movida más madrileña que nunca, celebrada en pleno siglo XXI. Cierran gira, pero esto es solo el final de otro comienzo donde seguirán reinventándose y sorprendiéndonos con su peculiar estilo, que podrá gustar más o menos, pero sin duda, no deja indiferente a nadie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here