Ha salido el sol, se han secado los charcos de la lluvia invernal, y los sufridores de alergias de polen están ya en su infierno personal. Es oficial: ha llegado la primavera, y con ella se acerca otra edición del mayor evento musical del país: Primavera Sound. La edición del 2018 tendrá lugar desde el 30 de mayo hasta el 2 de junio, en el Parc del Fórum de Barcelona.

El Primavera Sound presenta uno de los carteles más diversos y variables de España, apostando por música nueva y creando una reflexión fiel de la evolución cultural actual. Este año, como en ediciones anteriores, nos enfrentamos con una apuesta clara por artistas electrónicos, una representación creciente de artistas rap, trap y hip-hop, pasando por pop, rock e indie. Con casi 200 confirmaciones, el monstruo de cartel del Primavera presenta aguas peligrosas para navegar sin ayuda. Que no cunda el pánico, estamos aquí.

Miércoles 30 de mayo

El primer día del festival realmente es un calentamiento y estiramiento andes de la maratón que supone el fin de semana. Belle and Sebastian son cabeza de cartel de esta primera jornada relajada. Su pop delicado es un aperitivo perfecto para lo que sigue. Entre la letra pequeña también encontraremos a los canadienses Wolf Parade, de vuelta después de un hiato de casi una década con “Cry Cry Cry”. Fnalmente, nos agrada mencionar que los psicodélicos Holy Bouncer, nativos de Barcelona y previamente alagados por nosotros mismos, también formarán parte de esta jornada, dando un toque de 60s-revival a esa jornada de calentamiento.

Belle and Sebastian

Jueves 31 de mayo 

El jueves abre fuerte, con dos cabezas de cartel tan distintas como el día y la noche. Por un lado la eternamente etérea Björk, y por el otro Nick Cave and the Bad Seeds: oscuros, potentes y oscuros. Para los amantes de guitarras no es un día potente: sugerimos Warpaint, un quarteto estadounidense especializado en un rock atmosférico y minimalista; The Zephyr Bones, presentando su LP muy prometedor “Secret place”; y finalmente, a Yonaka, una mezcla de elementos de rock, hip-hop y metal y un directo casi tan feroz como sus vocales.

La electrónica tiene una presencia fuerte en esta jornada, contando con Fever Ray, Unknown Mortal Orchestra, Floating Points, y Mount Kimbie entre su repertorio. La sueca Fever Ray (Karin Dreijer), la reina de electrónica curiosamente orgánica, nos presentará su álbum del año pasado “Plunge”. Algo entre un mantra budista y un rave post-apocaliptico, la actuación de Fever Ray promete ser potente. Mount Kimbie nos traen su tercer álbum, “Love What Survives”, un álbum electrónico espectacularmente complejo, incorporando matices de post-punk, krautrock y drum ‘n bass. Esperamos grandes cosas de los británicos.

Viernes 1 de junio

The National no necesitan presentación, su cepa de rock melancólico y medio depresivo ha acumulado un puñado de premios, cumulándose en una nominación a los Grammys. El año pasado volvieron con “Sleep Well Beast” un álbum que por fin trasmite algo de la energía destructiva que tienen sobre el escenario, no os dejéis engañar por la calma minimalista de su trabajo en estudio, son un partidazo en directo. La actuación de los magos del post-rock, Mogwai, también promete ser experiencia única: un público silencioso y un hechizo musical de excelencia técnica.

Cigarettes After Sex especializan en baladas agridulces sobre el arte del amor en la edad digital. No será una actuación movida, pero sí intenso. Otro artista que no debe perderse es Father John Misty; produce un rock lleno de soul y toques folk que te envuelve como un abrazo cálido, pero está lleno de cinismo puntiagudo.

mogwai
Mogwai

Sin duda, nos espera un set espectacular de Thundercat, de vuelta triúnfate después de su sold out en Madrid este noviembre. Podemos esperar una dosis de coctelería de géneros del bajista estadounidense, una mezcla funky matizada con jazz, soul y groove. Yellow Days, el artista sin cara de tan sólo 19 años, es uno más que transciende las barreras tradicionales de los géneros (lo que parece ser una temática recurrente en el festival). George van den Broek fusiona el indie, jazz y soul con sus vocales crudos y sensuales. Promete grandes cosas, y será una cita imperdible en esta edición de Primavera Sound.

Para un chute de adrenalina garajera de la noche no hay que mirar más allá que Ty Segall, será una locura de pogos y fuzz. Y para acabar nuestra última recomendación del día es la electrónica avant-garde de John Maus. Sonidos grandiosos de sintetizadores combinados con escasos vocales de barítono prometen un concierto único.

Sábado 2 de junio

Es probable que un 70% de los asistentes al Primavera Sound solo compraron la entrada para ver el sábado, el resto del festival siendo un premio extra que hay que superar para el plato principal. Por supuesto, estamos hablando de la altamente anticipada vuelta a los escenarios de los Arctic Monkeys. Después de un parón de casi 5 años los ingleses volverán con un nuevo álbum, “Tranquility Base Hotel & Casino”, y su set en el Primavera será de los primeros en Europa. Solo el tiempo dirá si nos espera un cambio de sonido tan brutal como ha sido AM (2013), pero el escenario de este día estará a punto de ebullición.

Lorde, ganadora del premio de mejor álbum del año del 2017 en cualquier blog de música que mires y halagada por el mismisismo David Bowie como el “futuro de la música”, solo queda corta de ser reina del cartel solo por compartir escenario con Arctic Monkeys en su única cita en España. Nativa de Nueva Zelanda, la joven cantautora ya ha conquistado el mundo con su pop, milagrosamente reteniendo credibilidad musical.

Entre estos dos titanes musicales ya nos espera un sábado emocionante, pero la lista no acaba aquí.

Arctic Monkeys
Arctic Monkeys

Un agradable descubrimiento en el cartel fue ABRA, una artista híbrida de r&b, soul, dance y techno. Su música esta empapada de bajos subterráneos y contrastes de darkwave con ritmos brillantes. Estamos a la espera de ver que puede hacer la estadounidense en formato directo.

Grizzly Bear se han convertido en una de las actiaciones indie más alabados por la crítica, y la presentación de Painted Ruins, su álbum publicado el año pasado, será una emocionante vuelta al escenario para el cuarteto.

Pero el hiato de 4 años de Grizzly Bear queda casi adorable en comparación con la ausencia de 22 años de los reyes (y reina) del shoegaze, Slowdrive. Por fin, después de una gira de conciertos de aforo completo por el país, y una ausencia en protesta de los escenarios del Mad Cool, los ingleses tocarán en un escenario festivalero del Primavera. Siguiendo con propuestas más relajadas, nos encontramos con Deerhunter. Deerhunter son una banda estadounidense de noise experimental será una curiosidad en directo. Su frontman excéntrico tiene reputación de tocar en directo en vestidos victorianos, y aunque sus días de faldas han quedado en el pasado, su rock descompuesto e industrial habla por sí mismo.

Finalmente, hemos de mencionar a Ariel Pink, autor de un pop lo-fi barroco. Su estilo es a ratos delicado, a ratos en tensión, pero siempre intercalado con un eclecticismo encantador. Será un placer pasar una hora  en su pequeño mundo extraño.

Por supuesto aquí faltan muchos artistas y conciertos a los que acudiremos, pero en vez de escribir una novela sobre el Primavera Sound 2018 mejor nos vemos allí.