Sí, todos estamos igual con The Killers. Hace tiempo que no escuchamos nada bueno de la banda y, aunque costó asumirlo, es una realidad que últimamente están irreconocibles y algo perdidos; una sensación de “quiero y no puedo” a pesar de su producción y de éxitos puntuales como “Human” en Day & Age. No sería descabellado pensar que ya han dado lo mejor, máxime cuando Brandon Flowers en solitario está siendo más certero que con la banda. Por todo esto este nuevo trabajo, Wonderful Wonderful, lo empecé a escucharlo sin intención de hacer reseña alguna, pero…

Aunque no es tan “wonderful” como el título, estamos ante los mejores Killers de los últimos años. No se trata tanto de un cambio musical como del simple hecho de que las canciones son mejores y no se pierden en búsqueda forzada del himno salvo alguna excepción.

“The Man”, single de presentación, no me gustó al oírlo, pensé que era un falso intento por volver al sonido de Hot Fuss que me acabaría dejando indiferente, así que no le dí más de un par de oportunidades. Pero el tema siguió sonando con más o menos regularidad en las radios y acabé por entenderlo hasta el punto de considerarlo de los mejores temas de este “Wonderful Wonderful”. Posee el sonido rock característico del grupo, una novedosa chulería y una base que da para bailar. Un canción más compleja de lo que parece, con tintes épicos y discotequeros a la vez.

Prácticamente ningún tema suena a falso hit, como ocurría en Battle Born por ejemplo como “Here with me”, excepto quizás el segundo single. Ese “Run For Cover” lo hemos oído ya antes y no lo han mejorado, quedándose en un semi-himno fallido, como ocurre también con el final de “Rut”; no era necesario darle ese toque épico, ya que había quedado una bonita canción sencilla que habla de su mujer y los problemas psicológicos que ha soportado.

De esta forma digo que la mayoría de las canciones son “escuchables”, que ya es más de lo que venían haciendo y aunque no van a pasar como grandes éxitos si merecen ser reseñados como es el caso de la canción que da título al álbum a pesar de sus espesura, la historia de un combate como es “Tyson Vs Douglas”, la relajante y vaporosa “Some Kind Of Love”, la que recuerda a Arctic Monkeys “The Calling” y sobre todo “Out Of My Mind”, la más cercana a un nuevo clásico de la banda y que es un buen resumen de lo que es este disco: rock, sintes y percursión.

Valoración: 3/5.

Las Mejores: The Man, Out Of My Mind, Tyson Vs Douglas.