Desgraciadamente, Pontevedra no es una ciudad en la que los cines, teatros o salas de conciertos se llenen de manera habitual. Puede que la experiencia de anteriores eventos sea la que me lleve a realizar esta afirmación, y puede que fuese la responsable de la desilusionante esperanza que albergaba de que la fiesta apadrinada por Tulsa, que iba a tener lugar en la Sala Karma la noche del viernes, fuese un oasis dentro de la más pura realidad. No obstante, el destino me dio una grata sorpresa en forma de multitud. Si bien es cierto que no se puede hablar de sold out, el número de personas que acudió es digno de mención.

La Casa de los Ingleses - Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos
La Casa de los Ingleses – Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

Esa noche, y con una puntualidad merecedora del título británico, la banda local La casa de los Ingleses iba a ser la encargada de apretar el acelerador en primer lugar. Y lo hicieron sin ningún tipo de escrúpulo. Una potente percusión indicaba el comienzo de “Otro viaje”, digna heredera del legado dejado por el disco “Una semana en el motor de un autobús” (RCA-BMG, 1998) de Los Planetas, por su acertado uso de pedales, combinados con precisos golpes de batería.

Publicidad - REVELAB studio

 

Y a pesar del fulgurante comienzo, que demostró que no les temblaron las púas, aún con las numerosas cabezas que podrían contemplar desde el escenario, el enlace con la siguiente canción no pareció demasiado engrasado. El problema se subsanó al momento, dejando uno de los momentos más brillantes, protagonizado por las cuerdas de Xavi en «6M».

La Casa de los Ingleses - Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos
La Casa de los Ingleses – Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

“Los malos” es una canción desconocida en su primer trabajo, sin embargo asoma la cabeza con ánimo de marcar una nueva tendencia sonora: gran combinación entre todos los instrumentos con aires de epicidad.

Los más observadores ya habían descubierto un intruso aferrado al pie de micro de Anxo, y no fue hasta la quinta canción cuando fue utilizado. “Diacrítico” comenzó como un suspiro para terminar suspirando. Resulta evidente lo mucho que la disfrutan en directo; Carlos marcando el ritmo, Xavi acariciando su guitarra, Anxo vibrando con cada nota y Charly sin perder ni por un segundo la concentración. Y si con “Diacrítico” disfrutan, con “Algo diferente” hacen disfrutar. El single de su disco fue rápidamente reconocido por sus más incondicionales.

La Casa de los Ingleses - Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos
La Casa de los Ingleses – Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

Hay que decir que tienen un buen directo, pero todavía les queda un largo camino por delante. A pesar de su condición de teloneros, apenas interactuaron con el público e interpretaron las canciones tal y como son en el disco, por lo que las grandes improvisaciones no llegaron a aparecer. No obstante, llevan mucha ventaja a la mayoría de los grupos de la provincia gallega y con esfuerzo podrían llegar a ser residentes habituales en los festivales de España.

Una vez se despidieron con “Felix Baumgartner”, dejaron sus instrumentos para que Miren Iza, acompañada de Javi Carrasco y Ramiro Nieto, subiesen a ocupar su lugar. Ese lugar que ya deberían haber habitado el año pasado, pero que, por desgracia, tuvieron que posponer.

Tulsa - Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos
Tulsa – Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

La vibración del sonido se envolvió de oscuridad de inmediato con “Bosque”. Hay que decir que una de las grandes sorpresas de la noche fue ver interpretar las canciones de Tulsa a Ramiro. Fue capaz de dotarlas de un sonido canalla con tintes sudamericanos, alejándose de los cánones y aportando latidos poco reconocibles, a la par que apetecibles.

“Los amantes del puente” se ha convertido en uno de los temas más importantes en la carrera de Tulsa. Muchos de los allí personados se dedicaron a susurrar cada una de las palabras que brotaban de las pantallas conectadas al micrófono de Miren. Debió sentir rápidamente el calor emitido por el público ya que quiso pedirse una Estrella Galicia. Precisamente, “Gambetta”, que fue la canción que tocó a continuación, es como probar una cerveza por primera vez: su sabor resulta extraño al principio, pero pronto consigues aficionarte a su amargo sabor.

Tulsa - Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos
Tulsa – Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

«La carretera» o «En tu corazón sólo hay sitio en los suburbios» dejaron claro que los años de carrera de la artista son un arma que sabe manejar a la perfección, dando paso a una interpretación sorprendentemente sugerente de «El baile», con los dedos de Miren marcando el bajo con su guitarra.

«Nuestro sitio favorito para girar es Galicia»
(Miren Iza, Tulsa)

«Bórrame del mapa» y «Verano averno», por un momento, dieron sensación de haberse fusionado en un sólo ente, sin ser perceptible la distinción entre ambos.

«Gente común» sirvió de trailer de lo que iba a ser el gran pase de  la noche. El escenario tomó forma de plató de grabación y todas las cámaras apuntaron a «Luxemburgo», con un papel protagonista en Los exiliados románticos, una película de Jonás Trueba y que Tulsa tuvo la oportunidad de poner la banda sonora. Un buen film se caracteriza por saber generar diferentes ritmos, diferentes tensiones, y esa debe ser la explicación por la que el hijo de Fernando Trueba debió contar con Miren Iza para su proyecto.

Tulsa - Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos
Tulsa – Sala Karma (Pontevedra, 20/05/2016) @ Foto: Andrea Mariño para Indiescretos

Puede que «Oda al amor efímero» sea la píldora más poética y hermosa de su último disco «La calma chicha» (Gran Derby, 2015) y con la que quiso realizar su falsa despedida para volver a tocar tres canciones más (una de ellas sin Ramiro), y olvidando la petición de una fan. Esta pidió «Algo ha cambiado para siempre» y Miren aseguró que sólo la tocaría si algo hubiese cambiado, pero que por desgracia «nada ha cambiado una mierda».

Ambos hrupos tuvieron tiempo para dedicar un saludo a Indiescretos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here