The Levitants, Cosmic Birds y Ángel Stánich, nivelazo musical (y con novedades) en Valladolid con el primer ciclo de Escenario Cuadrilátero.

La noche prometía, con un cartel en el que los artistas locales tenían claro protagonismo y acompañados por un grande que creció profesionalmente entre los Open Mic de nuestra ciudad estaba claro que no iba a defraudar, y no lo hizo.

Con su nuevo disco Coimbra y tras su paso por Madrid como inicio de su gira, The Levitants fueron los primeros en darle caña al Cuadrilátero. Capaces de crear un aura de buenrollismo entre su público gracias a una voz de tintes oscuros (Sergio) que engancha y una batería mecánica (Dani) en contraste con un teclado luminoso (Juan), nos demostraron con temas como Coimbra o Satellites  un sonido renovado, más definido, enérgico y con un punto de magia en comparación con los de su anterior disco Gravity for the Masses.

Publicidad - REVELAB studio

 

cronica3

Continuaron los artistas locales y subieron al Cuadrilátero Cosmic Birds, ellos tampoco podían faltar y qué mejor ocasión para presentar su nuevo disco Melt in Trees, un trabajo donde encontramos una mayor presencia de guitarras eléctricas y unos coros con más protagonismo. No podemos negar que su nuevo The Bitter Breath of Naked Sky nos enganchó aunque tampoco pudieron faltar temas anteriores como Shadow and Shame o Ocean Rower.

cronica4

En un ambiente cargado de buenas vibraciones y una sensación de estar ‘en familia’ aunque la sala se encuentre repleta aparece Stánich y su banda. Una vez más nos hizo saltar con sus directos ante un público entregado que pudo disfrutar de las colaboraciones de Guille (batería en Arizona Baby y Cosmic Birds) y Jave (Idealipsticks) además de poder escuchar algunos de sus nuevos temas.

cronica2

En resumen, el Vol. I de Escenario Cuadrilátero nos demostró que: tenemos que escuchar el nuevo disco de The Levitants y sorprendernos mucho de lo que enganchan sus temas,  comprar Melt in Trees y poner en bucle The Bitter Breath of Nakes Sky y morirnos de las ganas de que Stánich grabe Escupe Fuego.

P.D. El after en El Desierto Rojo fue lo que le dio (aún más) calidad a la noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here