La oscuridad es una de las apariencias que más puede engañar o desnudar. En el caso de Trepàt estamos ante la segunda opción. Los granadinos, a pesar de su sobreproducción, provocan entre las tinieblas con ritmos y voces que rozan lo sexual. Además, la escasa luz de sus melodías también repercute a las letras que juegan en la misma división. Por todas estas peculiaridades que definen el estilo de Trepàt, #hoymepone “Onix”, tema perteneciente a El amor está en la tierra.

Este disco, publicado a finales del año pasado, se fue alejando de las pinceladas flamencas que le identificaron en su primer trabajo y les ha servido para aparecer entre los carteles de diversos festivales esta temporada. Y es que con él, no sólo a espacios sadomasoquistas, oscuros y sexuales nos transportan, sino que también nos guían hasta una transición social y musical de los años ochenta con la que resucita incluso a Ian Curtis por momentos.