20 de febrero, 23:30. Tres personas aparecen en el escenario: Pablo García, Marcos Cantero y Joni Amatria. El primero de ellos se sienta en la batería, el segundo coge un bajo, y el último se cuelga una guitarra española y se acerca a los sintetizadores. La música empieza a sonar y reconocemos “Me falta algo”, tema que encabeza su último álbum homónimo, con un riff de bajo que hace imposible la posibilidad de permanecer quieto.

Amatria 1

Publicidad - REVELAB studio

 

A partir de entonces, las bases no dejaron de sonar, acompañadas de unos músicos que sabían lo que se hacían, y que animaron a una Stereo llena de fieles que corearon todo el repertorio de la banda. Con este principio apoteósico, podríamos llegar a pensar que todo iban a ser canciones bailables y animadas, pero cuando menos lo esperábamos llegó algún tema donde Joni nos emocionó mostrando su lado más sensible. Entre todo el repertorio sonaron “Me Falta Algo”, “El Golpe, “El Perro Del Vecino”, “Además”, “La Buhardilla” o “Antrax”, que hizo temblar a la sala entera (como nos dejaron ver al día siguiente en el vídeo que publicó Amatria en su página de Facebook).

Amatria 2

Por supuesto, “Chinches” tampoco faltó en el setlist, éxito con el que lograron alcanzar el éxtasis de la actuación. Pero, para nuestra sorpresa, no fue el tema de despedida, lo cual no consideramos para nada un error, ya que el instrumental final nos dejó con un sabor de boca inmejorable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here