Los Orígenes de Siroco dieron la bienvenida a dos artistas femeninas. Por un lado Iseo, desconocida para algunos y emergente para todos. Por otro, Anni B Sweet, consagrada, respetada y admirada dentro del panorama musical, tanto nacional como internacional.
Con el estilo y el buen hacer que a ellas les corresponde, saltaron al escenario en fases separadas. Iseo inauguró la noche desgranando temas de su reciente trabajo Last Night junto a otras versiones como “Wicked Game”, incluida en su último disco, y el archiconocido y versionado “Bésame mucho”. “The Wave”, “The Wolf” o “Last Night”, fueron otro trío de canciones interpretadas en la media hora de duración que recorrió su actuación. Amparándose de sus “aparaticos” que le servían de coros y percusión, supo hacer de la inauguración y apertura de velada una de las más acertadas y elegantes que se pudieron haber escuchado.

IseoAnni B Sweet, tan nerviosa como en su primera vez, saltó al escenario con la guitarra olvidada, por lo que rápidamente entró para recuperarla y no soltarla en una buena tanda de canciones. Daba prueba del nerviosismo que recorría por su cuerpo con constantes afinaciones de guitarra, algún pequeño fallo en la interpretación de la acústica y voz temblorosa. No obstante, el precioso timbre que personaliza su voz hizo que el público y ella misma supieran combinar sus titubeos con una exquisita intimidad, y que este mix resultara más que fascinante para muchos de los que allí asistieron.

Publicidad - REVELAB studio

 

Anni B SweetDejándose llevar por el irrespetado setlist y por las reclamaciones de la gente, interpretó algunas de sus más conocidas como “Motorway”, “At Home”, “Missing A Stranger”, o “Shiny Days”. Tampoco faltaron dos de sus versiones más habituales como “Take On Me” de A-ha, o “Religión” de Lori Meyers. Chasing Illusions también tuvo representación por el tema que da nombre al mismo, “Dare To Love” o “Drive”, entre otros.

Anni B SweetAdemás, la malagueña hizo evidente su intimidad, y lo hizo con dos motivos y vías de muy diferente escape. Ante la primera característica se intentaba ocultar tras una botella de agua al grito por parte de los aficionados de «¡qué grande eres!». Ante la segunda logró reconvertir su extenso mundo interior en lágrimas de algunos seguidores. Quedó claro que este desnudo de las canciones e interpretaciones más íntimas es un as de copas para algunos de los que hasta Siroco se movieron.

IseoY con esta nueva sesión de Orígenes, Siroco cerró las puertas con dos mujeres como las únicas y elegantes protagonistas, y apostando por el papel femenino dentro de la cultura nacional, esa que tan apuesta descendencia continúa cosechando.

Fotografías: Cris Molina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here