Sutil, como la tentación, llegó Canapé hace casi dos años al mercado y a las plataformas digitales. Canapé, una de las joyas musicales de la música latina de la última década, se despedía en Ciudad de México, su casa adoptiva. Alex Ferreira, autor de esta exquisita obra, llenó la despedida de pura melancolía, nostalgia y cariño hacia un setlist hasta la bandera de impecables letras y variadas melodías. Muchos amigos y compañeros suyos decidieron apoyarle para no encuerarse en un escenario compartido con nadie. A guitarra y voz, encaró las más de dos horas de show y adiós al mejor disco de la obra del dominicano.

Más que una despedida podría tratarse de un homenaje. Algunas de las caras más reconocidas de la música alternativa americana pasaron por el precioso teatro mexicano. Caloncho, Elsa y Elmar, Loli Molina, Daniel me está matando y Daniela Spalla fueron algunas de las personalidades que quisieron dejar su huellita en este homenaje, a ratos, excesivamente relajado.

La trayectoria de Álex Ferreira se ha movido de ciudad en ciudad, influenciándose de la música de cada país. Tras su paso por España, se posicionó como una de las propuestas más a tener en cuenta en el futuro de la independencia musical y prueba de ello lo dio su cercanía con artistas de la talla de Iván Ferreiro, con quien ya presentó una canción conjunta en “Sonrisa valiente”.

Notables y diversos trabajos fue presentando con el paso de la década, pero no fue hasta 2017 con Canapé, con el que logró su sobresaliente más absoluto. Descendiente de su obra más electrónica, giró radicalmente hacia un sonido más tradicional y folclórico. “Ven que te quiero ver”, “Te tengo que meter en mi vida”, “Que extraña tu manera de decir que sí” o “Me la saludan” ya son algunas de sus mejores composiciones y un “must” para cualquier melómano. Canciones que, además, ya lo han posicionado como uno de los mejores compositores de habla hispana.

Entre los grandes logros y méritos de Canapé han sido el rejuvenecimiento y, sobre todo, actualización del folclore tradicional latino con los sonidos más puros del continente. Todo esto, sin caer en tendencias pasajeras y sonidos ultra-radiados para acercarse a un público mayoritario, que haría caso omiso a sus versos y se centraría en la «latinización» de sus «hits». Sin duda, estamos ante una obra maestra, la cual nos ha dejado unas letras preciosas, sin caer en el romanticismo cutre y la ñoñería desorbitada. Precioso y apetecible canapé para cualquier momento y estado del día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here