Después de We are the Royal (2010), Save the Nation (2012) y Weekend Man (2016), Royal Republic publica Club Majesty, álbum que podremos escuchar en directo el próximo 13 de junio en el festival O Son do Camiño.

La formación sueca se ha convertido en una de las mejores exportaciones de rock del país nórdico. Son comparados con frecuencia con Franz Ferdinand, Danko Jones o The Hives, pero pueden deshacerse con la cabeza bien alta de todas esas etiquetas, ya que Adam (voz y guitarra), Hannes (guitarra), Jonas (bajo) y Per (batería) ya tienen un estilo propio, que nos da esperanzas y nos hace pensar que no todo está inventado en el panorama musical. Un sonido sofisticado al que aportan un punto explosivo como marca de la casa.

El primer adelanto, “Fireman & Dancer” ya fue un ambicioso spoiler de lo que vendría después. En el propio videoclip avisaban que venían pisando fuerte con una alerta de posibles efectos epilécticos. La declaración de intenciones con la brillante portada del disco no hizo más que confirmarlo. Club Majesty suena grande, potente y acelerado, y, sobre todo y pese a que pueda parecer lo contrario por su estética, suena a nuevo. Once canciones en las que el cuarteto de Malmö derrocha fuerza e invita a bailar, mucho más que en cualquiera de sus anteriores trabajos.

En este álbum se han dejado llevar por la creación de himnos bailables de disco-rock, influenciado en ocasiones por un sonido funk y de glam rock. En algunas canciones anteriores ya estaba latente ese rasgo armonioso que nos hacía mover los pies, como “Tommy Gun” o “When I See You Dance With Another”. Pero no ha sido hasta este álbum que han mostrado explícitamente este giro en su sonido hacia el dance floor.

Los riffs de «Under Cover» (canción que iba a protagonizar un anuncio de preservativos), el comienzo de «Fortune Favors» o «Flower Power Madness», nada pasa desapercibido en este disco. Pero sin duda, con todo el respeto al primer single y de «Boomerang», la joya de la corona de Club Majesty es “Anna Leigh”. Esta penúltima canción nos transporta a una pista de baile ochentera desde los primeros acordes, una atmósfera muy bien resuelta en el videoclip dirigido por Leo Åkesson, amigo del grupo. La magia de “Anna Leigh” se engrandece en un estribillo que no os voy a desvelar porque quiero que escuchéis vosotros mismos (echad un ojo a los vestuarios):

Hay que destacar también «Bulldog», la canción que cierra el disco y quizás el tema más garage rock. Incluso la aportación más calmada como es «Like a Lover» cuesta verla como un respiro en los directos. Club Majesty mantiene las revoluciones altas durante todo su repertorio, no defrauda, es un disco que merece la pena escuchar.

Si no puedes ver a los Royal Republic en O Son do Camiño el jueves 13 de junio, tienes otra oportunidad a final de año. Podrás disfrutar de ellos el 7 de noviembre en Barcelona (Sala Bikini), el día 8 en Madrid (Cool Stage) y el 9 en Bilbao (Kafe Antzokia). Consigue tus entradas haciendo click aquí.

Escucha el disco completo en este enlace.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here