«Es un placer estar aquí, en tierra de buenos vinos». Así comenzó el artista Juanito Makandé su concierto el pasado sábado 7 de mayo en la sala vallisoletana Porta Caeli donde se vio arropado por un público ansioso de un flamenco-underground que consiguió colgar el cartel de ‘entradas agotadas’.

Tras un exitoso concierto en la ciudad vecina de Salamanca y a pesar de la lluvia, sus seguidores no se lo pensaron a la hora de acercarse hasta Valladolid para poder disfrutar de su actuación como parte de la gira que da nombre a su nuevo trabajo, “Muerte a los pájaros negros”.

Publicidad - Revelab Studio

 

Juanito Makande Concierto Valladolid | Indiescretos Indie Español

Makandé comenzó su concierto sacando sus “Pistolas y cuchillos” donde se pudieron saborear esos toques de hip-hop funky que tanto nos gustaron de su nuevo disco; y con la confianza que brinda un público entregado, Juanito Makandé se lanzó con su «Cantar desnudos» que caldeó aún más el ambiente, teniendo en cuenta el agravante de que el aire acondicionado no funcionara esa noche.

Tampoco faltó la mezcla de reggae con el flamenco en el tema “Tocar las nubes”, otra de las canciones más que recomendables de su «Muerte a los pájaros negros». 

Juanito Makande Concierto Valladolid | Indiescretos Indie Español

Del paso de Juanito Makandé por Valladolid también es importante mencionar su particular y emocionante elegía a su amigo Ramón, sus «Cuchillos por el aire», sus «Calores» o sus «Cristales».

El artista finalizó los bises entre aplausos con el conocido éxito que le llevó al reconocimiento nacional en 2014, “Niña voladora”

Juanito Makande Concierto Valladolid | Indiescretos Indie Español

Su nuevo disco, “Muerte a los pájaros negros”, es el resultado de las aportaciones de sus seguidores a un crowdfunding que ha conseguido financiar desde la grabación hasta el diseño.

Para el cantante sevillano su nuevo trabajo ha supuesto un “mensaje de esperanza, de renovación y de libertad”. Fue justo antes de su grabación cuando hizo alusión a la influencia que el entorno tuvo en ella: “Mis cuadernos sangran de poesía de plazoleta y esta sangre se derramará en un disco que grabaré en el Palmar, Cádiz. Frente al mar, viendo esos atardeceres llenos de verdadera música.»