DePedro nos presenta su 4º trabajo de estudio y se confirma como uno de los artistas españoles con más personalidad. Da un paso adelante en la producción, nutre a El Pasajero de cuerdas, vientos y teclados, se acompaña de nuevo de varios componentes de Calexico y da un aire africano a varios de los temas.

Lo mejor de este trabajo es la diferenciación con lo que actualmente hay en el mercado, con canciones como el blues (con cierto toque brasilero y du-du-ah) Acuérdate o ¿Hay algo ahí?, single de presentación, que destaca por su especial estructura (pre-estribillo incluido), su ritmo tropical y la personal y casi rota voz de DePedro, que muestra aquí toda la serie de colores. Para rematar un saxo te pone definitivamente a bailar, si es que habías parado desde que se abrió el álbum con una Panamericana que va por la misma línea.

Publicidad - Revelab Studio

 

Con el mismo objetivo de hacernos bailar y esta vez también recordar nos llega la colaboración con Naim Amor en Gigantes. Palmas (o lo mismo me las he imaginado), punteos de cuerda y golpes fanqueros nos llevan de la mano en una de las canciones más rítmicas, con una «nostálgica» letra en la que parece reflexionar sobre lo claras que eran las cosas cuando jóvenes («Recuerdas cuando éramos grandes y solo hablábamos de gigantes, los días eran largos y en las tardes de verano tomábamos tragos a ver quien caía antes. Ayúdame a que lo entienda, ayúdame a que comprenda si he perdido el rumbo o aún lo tengo en la cabeza»).

A otro ritmo ya nos encontramos con DF, con la colaboración de Bunbury, haciendo una foto del Distrito Federal de la Ciudad de México con frases como «Aquí todo se puede, desde el cielo al lodo» (se suma así a la Explosión de Julieta Venegas y la Luna Llena de Leon Larregui que también le dedican una canción en sus últimos trabajos) pero hablando más de vivir la ciudad que de los problemas que actualmente existen, de ir al Defectuoso a llenarse de energía. Canción popular que se contrapone con la intensidad de la casi orquestal e intensa Ser Valiente, la cual Jairo Zavala canta bordeando los límites.

Un trabajo donde destaca sobre todo la voz de Jairo, la diversidad de las canciones en cuanto a estilos y arreglos, y donde únicamente a Déjalo ir se le puede decir que es menos arriesgada y sin embargo acaba siendo de las mejores. Su letra es  filosofía: «Déjalo ir, déjalo marchar, tienes algo que te pesa de más, déjalo ir, sino te va a arrastrar».

Las Mejores: ¿Hay algo ahí?, Panamericana, Déjalo ir, Gigantes,…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here