Smile presentó recientemente Happy accidents, su álbum más tropical y menos guitarrero. Por motivo de este lanzamiento, Emerge abrió sus puertas para dar luz verde al carisma y entusiasmo que su líder pone entre risas en cada pregunta. John Franks, encarcelado en un cuerpo y mente que socialmente no encajarían con su DNI, demuestra esa positividad tan necesaria en unos tiempos complejos para las alegrías. Esta felicidad la ha vuelto a musicalizar en su nueva decena de temas donde Franks se llena la cabeza de alegres melodías y de arena en los pies.

¿Cómo os gustaría que os definiera el día de mañana un medio como Wikipedia?
Una banda de pop y luminosas melodías que sabían profundizar en los aspectos de la vida pero siempre viendo su lado positivo.

Publicidad - Revelab Studio

 

Sin duda, es un disco en el que continúan reinando las melodías alegres. Muchos otros grupos están incorporando a su repertorio canciones alegres en contraste de los tiempos que corren. ¿A qué creéis que se debe?
Es una actitud frente a la vida. O se nace optimista o pesimista. Yo tengo la gran suerte de que intento siempre verle las cosas positivas a la vida. No digo que no haya cosas que sean muy duras o negativas, pero intento siempre darles la vuelta y superarlas o verlas desde otro punto de vista. Quizás sea una necesidad para la gente con tanta historia negativa ahí fuera.

También es vuestro disco menos guitarrero pero más tropical, ¿no?
Sí, hay un cambio de estilo por varias razones. Se marcha el guitarra de nuestra banda y tenemos que plantearnos cosas muy diferentes. Yo vengo de un disco anterior en el que “City girl” era la canción más diferente y sin embargo la que más sobresalía. Eso me hace replantearme ciertas cosas. Justo esa semana compongo “Such a Long Time”, que está incluida en este disco, y me pareció un punto interesante para el resto. Esta tiene el mismo punto festivo que tenía “City girl” y fue lo que nos llevó hacia el resto de canciones y hacia la nueva producción y el nuevo cambio. Ahí empieza todo.

¿Es lo más destacado de esta evolución este tropicalismo?
Nosotros siempre hemos sido muy tropicales, muy de playa, sol y arena en los pies. A lo mejor si es más evidente en este disco y está claro desde la portada.

Si un gran acierto vemos en el disco, es sin duda el orden de las canciones. Parece un orden muy premeditado y reflexionado, con una evolución razonable y acertada. ¿Es así?
El orden lo han determinado el cómo veíamos que funcionaban. No hemos pensado poner las lentas abajo y las rápidas arriba, sino que las escuchas una y mil veces con diferente orden y al final era así como mejor nos funcionaba. Por ejemplo “Born again” nos parecía que tenía que ser la primera por el mensaje de volvemos a renacer y estamos aquí para darlo todo.

«Para inspirarme escuché canciones que no podría ni mencionar porque me acribillarían»

El tema más comercial del álbum, y seguramente de vuestra carrera, sea vuestro single. ¿Buscáis con este disco un acercamiento a la música más mainstream y a un público más mayoritario?

Discrepo. Si que es un poco comercial por el tuturutu, pero luego no es una canción que tenga una estructura de hit. No tiene una estrofa y un estribillo que se repita. Es una canción que siempre va hacia delante. De hecho lo veía como un inconveniente, pero me apetecía que fuera así porque es una canción de carretera. Aunque si es verdad que el tuturutu es muy reconocible. Por ejemplo “Light you up” lo veo más hit.

¿Estáis muy hartos de las comparaciones con Crystal Fighters o Kakkmadafakka?
Si, sobre todo con Crystal Fighters que está siendo muy nombrado. Yo hubiese escogido otros, pero está ahí y es verdad que hay ciertos paralelismos.

¿Qué otras comparaciones o influencias hubieras escogido?
No hay muy claras porque para este disco lo que hice fue abrir Spotify, sin la necesidad de inspirarme en nada en concreto, pero me bombardeé con canciones aleatoriamente. Escuchaba canciones y veía donde me llevaban. Canciones de 300 millones de escuchas y otras de 15 mil. No me cerré a nada, incluso escuché cosas que seguramente no podría ni mencionar aquí porque me acribillarían.

Seguramente nunca os lo hayan dicho, pero ¿puede ser que haya encontrado algo de flamenco en «Another day gone»?
No me lo habían dicho. No tengo nada de flamenco. Es un contraste heavy, pero bueno, me encanta que lo hayas percibido así. Es una de las canciones más tranquis del disco. Es de las pocas que tienen un cierto regusto a Out of Season y no se parece tanto a Crystal Fighters. Es otro de los muchos registros más que podemos hacer.

Poca gente me ha hablado de vosotros, pero todos ellos sin duda sueltan comentarios súper positivos de vuestra música. ¿A qué creéis que se debe este desconocimiento por parte del público general, pero tan buena crítica?
Generalmente los shows son muy divertidos y la gente suele salir muy encantada. El que no seamos tan conocidos pues no sé, no todo el mundo tiene la capacidad de llegar. Tiene que haber público para todos. Tiene que haber gente en la cola, en la cabeza y por el medio. A nosotros, lamentablemente, no nos han colocado tan arriba de momento.

Pero vosotros tampoco hacéis una música tan complicada como para que no pueda llegar al público general.
Eso es lo que me sorprende a mi también. Sería muy fácil que “When the lights change” estuviera en el anuncio del verano.

«No sé lo que es el trap»

Hemos hablado de las melodías alegres y el flamenco, que sin duda son algunas de las nuevas tendencias musicales en los últimos años. Pero la gran revolución ha sido el trap, ¿qué opinión tenéis del trap?
No sé lo que es. ¿Qué es el trap? No lo he escuchado. Me tengo que poner las pilas. Pero bueno, no podemos frenar la tendencia ni lo que a la gente le guste.

Le pasé el single a un amigo para ver qué opinaba y su repuesta fue que le recordaba un poco a la la canción seleccionada para representar a España en Eurovisión este año, ¿aceptarías en algún momento representar a España en el festival?
No, no lo haría. Y no me gustaría que me compararán tampoco con ese rollo. Es lo que tiene abrirse a gente que a lo mejor tiene menos referentes. Pero bueno la canción si que es un poco como de playa pero bueno, no me iría a Eurovisión tampoco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here