Parece que fue ayer cuando unos jóvenes Andrés Calamaro y Ariel Rot lideraban una de las bandas que marcaron todo una generación. Una generación que comenzaba en el inicio de los noventa con un estilo que se caracterizó por las influencias, activa y pasivamente. No son otros que ese grupo sin nombre pero con populares apellidos: Los Rodríguez.

Sin documentos ni aliento nos dejarían a muchos años después con letras como la de «Mi enfermedad», tema perteneciente a su primer álbum y uno de los más versionados de su carrera. Para no olvidarles, #Hoymeponen por esos veinticinco años de excelente generosidad, por esa unificación de continentes eliminando el charco del Atlántico, y por esos rock que aunque creían haber perdido, seguirán guardados para bailarlos en gamberras y otras más elegantes ocasiones.

Publicidad - Revelab Studio

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here