Pasadas las diez de la noche saltaba al escenario Ukulele Clan Band con la ardua misión del telonero, con la complicada misión de calentar el ambiente. En este caso no fue difícil dada la predisposición de la banda madrileña y de un público con ganas de marcha. Se fueron metiendo poco a poco a la gente en el bolsillo con temas como “607 Revisited”, “The Sun”, “Dear Dog” ó “Everybody’s talking”, para terminar con “Fox Hunters” coreado por toda la sala. No faltó un tema cantado por todo el grupo desde la pista, mientras su percusionista corría desbocado por todos los rincones de la sala; todo un espectáculo.

La Maravillosa Orquesta del Alcohol Moda Bilbao

Publicidad - Revelab Studio

 

Sobre las once de la noche el público recibía a La M.O.D.A. con una atronadora ovación. La primera del repertorio fue la breve pero intensa “Nubes Negras” (“Marineros del destierro, no dejéis de navegar, por los que se fueron pero están”), seguida de “Miles Davis” y “Amaneceros”; los tres temas que abren su nuevo trabajo La Primavera del Invierno, un disco con una enorme carga literaria y que, tal y como declaró hace poco el vocalista del grupo David Ruiz, nace precisamente de Primavera con una esquina rota de Mario Benedetti.

La Maravillosa Orquesta del Alcohol Moda Bilbao

El estribillo de “Masters of the World”, canción de su primer EP, sirvió de introducción para el siguiente tema, “Disolutos”, mostrándose la banda cada vez más convincente y asentada. A continuación llegaron dos joyas de su anterior disco: “Amoxicilina” y el himno “Vasos Vacíos”. Cuando parecía que la cosa no podía llegar más alto, suena “PRMVR”, una de las canciones más cañeras de su último trabajo, con una parte final coreada por toda la sala (“Dile al Capitán que renuncio a ser su día, yo sí quiero tener una musa que me escriba, o escribirle yo a ella a través de esta botella”), seguida de “Catedrales”, un auténtico temazo.

La Maravillosa Orquesta del Alcohol Moda Bilbao

El concierto sigue su curso, suenan “Los Lobos”, “Suelo Gris” y “Flores del Mal”, esta última con claras referencias al famoso poeta francés Baudelaire. A continuación sonará una versión de The Gaslight, “59 sound”, seguida de la muy celebrada «1932» y de la canción que da título a su anterior disco “¿Quién nos va a salvar?”. Para terminar esta tanda, la maravillosa “Nómadas”, ideal para esta época en la que a consecuencia de la crisis números amigos y compañeros han tenido que emigrar para buscar un futuro más próspero.

La Maravillosa Orquesta del Alcohol Moda Bilbao

La banda se retira unos momentos. Aparecen sobre el escenario David Ruiz acompañado de su guitarra acústica y Joselito Maravillas de su acordeón para tocar una versión de “Rascacielos” que eriza la piel. Vuelven los demás miembros de la banda para acometer con “Hay un fuego”, otro de los temas más profundos de su nuevo disco (“Canto para los que se han quedado sin motivos, siempre he sido más de perdedores y perdidos, no vencidos”).

Se despiden para volver con tres bises incendiarios: el “It’s a long way to the top (If you wanna Rock ‘n Roll)” de ACDC, la ya legendaria “Hijos de Johnny Cash”, que es cantada y bailada hasta la extenuación por todos, para terminar y desatar la locura con la célebre “Gasoline”. La Maravillosa Orquesta del Alcohol deja cada noche una huella difícil de borrar.

La Maravillosa Orquesta del Alcohol Moda Bilbao

Fotografías: Sandra Casuso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here