«Hola, somos Las Odio, un grupo de riotgrrrls con oscuras y peligrosas intenciones. Un puñetazo en la cara, postpunk, pop, 60’s, 90’s y letras que muerden». Esta es la presentación en twitter de este grupo de chicas descaradas, casi tanto como Las Bistecs (con algunos nexos de unión con éstas) y que nos presentan un sonido garaje pop, surf y psicodélico a medio camino entre las ya comentadas y las Hinds.

Estas madrileñas acaban de publicar «Primeras esposas», título inspirado en la película Las 4 bodas de Marisol y a la cual veneran principalmente por su reveldia al regimen, un sorprendente disco muy fresco y directo, lleno de canciones cortas (23 minutos dura el «largo») de una sencillez e inmediatez aplastantes. De primeras puede que solo consigan tu atención por sus letras pero después de varias escuchas empiezas a pensar que Las Odio se toman en serio su osadía, que aunque sus letras son sencillas hay muchos matices en su sonido y te acaba no importando que no sean excesivamente originales.

Publicidad - Revelab Studio

 

De una noche loca parece haber nacido el single de presentación de este disco («Hoy me he levantado con dolor de cabeza, ¿que paso, que pasó?, no lo recuerdas»). «Blackout» es psicodélica, postpunk y yeyé, y con ella descubrimos por primera vez la importancia de los coros, que acentúan cada una de las singularidades del sonido de la banda.

Aunque oyendo sus letras lo primero que se vienen son Las Bistecs, los detalles de su producción las acerca más a Novedades Carminha y para prueba temas como el western que abre el álbum. Yo lo vi primero juega con la distorsión sonora y en su letra con el orgullo irónico de conocer a una banda antes de que se hagan famosos (¿será este el caso de Las Odio?) y después criticarles cuando llegan al éxito (postureo).

«Dame una cuchilla que me abro las venas» cantan en Cuchillas, una canción con más canciones dentro, un  locura con múltiples cambios de ritmo que solo alcanzo a definir como una canción yeyé tocada en un garaje. Una letra directa que como casi todas no se esconde en metáforas y que hablan por ejemplo en Vitaminas de lo que puede ser un día en la vida de cualquier madre que trabaje fuera de casa desde que se levanta hasta que se acuesta, sin tiempo para nada más que no parar: «Suena la alarma del móvil, 6 de la mañana, deja recogido antes de salir de casa, mientras tomas el café tu jefe te habla, tienes mala cara, cara de cansada!!!!!. Alegra esa cara!!!, no te encuentras bien????, eso no importa, sólo lo tiene que parecer…. vuelves del trabajo… llegas tarde a casa, ahora la familia es la que te reclama, preparas la comida, haces la colada cuando has terminado te vas a la cama, enciendas la tele pero no ves nada…. toma vitaminas aguanta la jornada!!!!!» gritan sobre un fantástico trallazo de guitarras y un bajo que no para de dar buenos momentos.

Ojo con el sonido ibérico que, a toda esa amalgama de sonidos sesenteros que ya habíamos escuchado hasta ahora añaden en Indie Español para rematar el álbum. Debería ser una de las canciones referencias del grupo de aquí en adelante y una buena bandera para la reivindicación de la música indie en España (no sólo de un grupo de chicas aunque es lo que pretendan): «Yo no soy la novia, no soy la amiga, no soy la prima, ni la vecina, deja de buscarme, no estoy en la lista,  mira mi pulsera, yo soy artista!!!», alegato a hacer la música que te venga en gana como ya lo habían hecho unos cortes antes en A tu ritmo.

Estas chicas son unas Bistecs algo más educadas, una Hinds con mejores voces, unas feministas Novedades Carminhas, un nuevo grupo para odiar o amar. ¿Demasiado simples?, ¿un sonido ya escuchado?, ¿inexpertas?.

No están tan afiladas como pueda dar a entender la portada, no son tan rebeldes, pero vuelvo a estar en contra de la mayoría y al igual que las Hinds tengo que decir que me gustan Las Odio (Alicia, Paula, Sonsóles y Agata).

Valoración: 3/5

Las mejores: Blackout, Indie Español, Vitaminas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here