Una temporada más escogemos las súperveinte canciones que, a pesar en muchos casos de no ser súperventas, han logrado pellizcarnos por sota, caballo o rey. Un repertorio con cabida a todos los estilos que podamos imaginar, dónde la diversidad y la excelencia de las canciones son lo primordial:

1. Nadie puede escapar de “Islamabad”. Crítica persistente que resiste disco tras disco por parte de Los Planetas. La mejor canción del año es de todo menos descriptible. Atmósferas envolventes y psicodélicas hasta el punto de rozar la perturbación de unas cabezas más acostumbradas a canciones pop que a temas con la delicadeza y sensibilidad colgando en un milímetro cuadrado. Siete minutos de excelente amargura y amargada excelencia.

2. Viva Suecia hace tiempo que cambió de objetivos. Nada más salir, “A dónde ir” reivindicó el mayor mito de los murcianos desterrando a “Bien por ti”. Con un sonido puramente planetero, pero con la inconfundible y desgarradora voz de Rafa y personalidad de la banda, los suecos han entrado con este tema en una inexistente lista de las canciones independientes que pasarán a la historia de nuestra música. Perduración en el tiempo como ya ocurriera con “Copenhague”, “Mi realidad” o “Turnedo” la que le espera al nuevo himno independiente.

3. Llegaba Ángel Stanich con su segundo larga duración y con el público inmerso en un mar de dudas tras la escucha de su EP de nexo, en el que convivían diferentes sonidos. Sin duda un sonido que no se apreció en la mayor rareza hasta la fecha de Stanich. “Hula Hula” no es sólo la mayor extravagancia de su carrera, sino también el mejor de este último disco y el bronce del año. Canción que coquetea desde la electrónica a Olíver y Benji con ese estribillo tan cercano a la serie y ese desarrollo de canción sin escapatoria que lo convierte en un vicioso callejón sin salida.

4. Artista revelación de este año y Rosalía llevan el mismo corte y es el anillo que mejor viene a este dedo artístico. Revolución, personalidad, carisma y sensibilidad son factores que obligan a retirar el stop por parte de los más puristas a una obra repleta de magia. Canciones con la garra de “Si tú supieras compañero” son una mínima pero mejor prueba de lo que la artista catalana es capaz de brillar.

5. Vetusta Morla, el grupo independiente español más vitoreado de la historia, regresaba con un nuevo disco para seguir cosechando esa primera plaza en la escena alternativa. Con “Te lo digo a ti” no sólo se aseguraba el liderato, sino que daba nuevos motivos para sus fieles defensores. Tema leonbenaventero repleto de agradecida novedad. Experimentación, nuevos sonidos, giros y ecos que se agradecen en una banda capaz de aparentar no hacer nada mal.

6. No hace falta confesar que el de La Bien Querida es uno de los discos del año. Y sigue álbum tras álbum alcanzando el iceberg y consolidando su cancionero a alturas cercanas al Himalaya. Ésta es la elección más complicada de toda la lista debido a la diversidad de talento incuestionable. Finalmente “Los jardines de marzo” se eleva un milímetro por encima de otras joyas como “Fuerza mayor” o “7 días juntos”. Sensibilidad, una vez más, que desborda las retinas.

7. El sonido latino está más en auge que nunca, pero pocos consiguen anexionarlo tan bien como Álex Ferreira con la música alternativa. “Ven que te quiero ver” es una de esas perlas que enamorarían a cualquier generación. Un tema capaz de resistir al paso del tiempo y a los seres más insensibles del planeta. Sin florituras y capaz de derribar fronteras para colarse en cualquier rincón del mundo y derretir cualquier pedacito de hielo.

8. Sabina reconoció que hacía años que no sentía ese entusiasmo al publicar un álbum como sí ocurrió con este. Tras una primera escucha todos entendimos el porqué. Después de casi una década, Joaquín volvió con Lo niego todo para rejuvenecerse gracias a la compañía de Leiva. Un disco que, aunque a veces pecó de la excesiva marca de agua de Leiva, dejó “Por delicadeza”, una de esas baladas de siempre, pero con la sensibilidad y la emoción elevadas al infinito.

9. Bunbury debería volver a ser tendencia gracias a su constante revolución. Cuándo creíamos verlo acomodado en el folklore más tradicional, nos ha plantado en la cara esa potente crítica como es “La actitud correcta”. Un rock alternativo que podría pasar por cualquier grupo indie del momento, pero con las incuestionables cualidades del recorrido de Enrique.

10. One Path consiguió popear la música urbana y acercarla al público más reacio al género por excelencia de los adolescentes en la actualidad. “Guinda” es su mejor carta de presentación y en ella se muestra como el rara avis que es en la escena urbana. Alejado de los estereotipos, de la estética y de las letras, One Path se posiciona como uno de los artistas con mayor personalidad del momento y “Guinda” como uno de los aciertos de la temporada.

11. Los flamencos menos puristas están de enhorabuena por discos como el de Exquirla. La unión musical de Toundra y El Niño de Elche, dejó un trabajo que inconscientemente nos lleva a ese espectacular Omega de Enrique Morente. Canciones como “Destruidnos juntos” parecen ser sus descendientes más cercanos y los herederos más sobresalientes después de más de veinte años. Exquisita interpretación para una letra que pellizca sadomasoquistamente.

12. Tenían una tarea difícil Los Punsetes. Superar el sobresaliente LPIV parecía impensable, pero gracias a temas como “Mabuse” consiguieron acercarse a su precedente trabajo. Ironía, agudeza, humor y rabia que siguen empleando en todas sus composiciones para consolidarse como la banda que mejor describe en España la sociedad actual.

13. El regreso más esperado después de muchos años era el de La Casa Azul. Sin noticias de nuevo disco en el mercado, apareció Guille con “Podría ser peor”. Tema marca de la casa, que reúne la mejor esencia de su ya extensa discografía con esos toques infantiles y divertidos que solo él parece saber reunir y conquistar en España.

14. Animic se presentó en 2017 con un nuevo disco que giraba 180 grados respecto a sus anteriores trabajos. Abandonando el pop rock, ahonda ahora en una íntima electrónica en el que se cuelan oscuras y tensas melodías como la de “Glass”. Siguiendo la estela de artistas como Anhoni, Animic ha puesto sobre la mesa una visión de la electrónica más psicodélica y personal.

15. Para muchos el de Rufus T Firefly ha sido uno de los mejores discos de los últimos años. De Magnolia, que ya ha enamorado a músicos como Bunbury, destaca entre su variada naturaleza “Pulp Fiction”. Tema inclasificable e imposible de etiquetar. Diversidad de géneros, sonidos, pero sobre todo de buen hacer.

16. Con tan solo un EP en su haber, El Buen Hijo ya ha logrado colar uno de sus temas en la lista de las mejores canciones del año. “El hombre del tiempo” se esfumó de los telediarios para colarse el año pasado en Paquita Salas, aparición que a muchos conquistó debido a su nostálgica y carismática melodía. Sin duda, será una banda para la que los vientos soplan más que positivos. Se pronostican sol y cielos despejados para El Buen Hijo.

17. 2017 pasará a la historia como el año de la canción protesta feminista en España y todo gracias a figuras como las de Mueveloreina. Grandes responsables de esta situación son temas como “Vivas”, que se alejan de los estereotipos de la música urbana para enfrentarse a una escena repleta de sexismo. Una excelente combinación de sonidos latinos con los que consiguió crear uno de los himnos que aparecerá en cualquier marcha por la igualdad y empoderamiento de la mujer.

18. Con grupos como Detergente Líquido no cabe duda de que el pop está viviendo uno de sus momentos más dorados en España. Así lo demuestra “El amor en la era del Aliexpress” que, lejos de ser uno de los productos de dicha citación, se refuerza con calidad, alegría y personalidad.

19. Crece la evolución de El Coleta con su tema más electrónico hasta la fecha como es “Camaradas Cañeros”. Continúa con la misma rebeldía y el sonido kinki ochentero de siempre, pero dejando atrás su estilo más gypsi y acercándose a uno mucho más bakalero. Sin duda, uno de sus principales ases para futuros setlists.

20. Este año Alien Tango se ha hecho hueco en la escena undergound, gracias entre otras a gigantes perlas repletas de pop como “Sexy time”. Unos agudos y falsetes que, lejos de poner dolor de cabeza, se replantea trasladar el dolor a los pies debido a la imposibilidad de cualquier estado estático de los mismos sobre el suelo.

Puedes seguir y escuchar esta selección de temas en esta playlist: