Ramón Rodríguez, tras su victoriosa actuación en la Joy Eslava, volvía a Madrid para celebrar el quince aniversario de la emblemática sala Ochoymedio. No venía solo puesto que le acompañaba su amigo y compañero de gremio Ricardo Vicente junto a Nahúm García, que le ampararía con la eléctrica y los coros.

Ricardo Vicente

Publicidad - REVELAB studio

 

El polifacético músico aprovechó la más de media hora que le brindaron para representar algunos de sus temas más conocidos como “Sé que es tu trabajo” o “Todos tus caballos de carreras”. Además cerró su actuación con dos de los temas que estarán en su nuevo disco: “Como que sale el sol”, single del mismo, y “Trampa veintidós”. Con este sabor de boca a Hotel Florida se despedían de una sala aún algo descafeinada de la cual, no obstante, se ganó su respeto.

Ricardo Vicente

Poco después llegaba Ramón, con la sorpresa de ver en el escenario a Martí Perarnau entre los músicos de su banda. Una buena dosis de cafeína contenida en “La cafetera” despertó al público con un arranque sorpresivo y que apuntaba maneras. “Sucedáneos”, “La ofensa” y “!Hoy estreno!” continuaron con un arranque de concierto en el que se colaban algunos de sus principales clásicos.

The New Raemon 4

Tras este inicio popular, “Reina del Amazonas” sería la encargada de inaugurar los temas de Oh, rompehielos. “Mientras sea un intruso”, “Una historia real”, “Oh, rompehielos”, “El Yeti” y “Quimera”, serían las otras representantes de su notable y último trabajo.

The New Raemon

Con un concierto en el que participó menos con el público que en otras ocasiones debido al escaso tiempo del que disponía, seguía ofreciendo parte de su repertorio más tradicional. “Fuera complejos”, “Hundir la flota”, “Por tradición”, “Lo bello y la bestia” y “El refugio de superman” fueron parte de éste. Un ¡viva! para las alegres “El cau del pescador” y “El saben aquel que diu” que conquistaron los escasos y tímidos bailes que las canciones de Ramón dejaban despegar.

The New Raemon

Después de una insípida despedida, el catalán resurgió entre la oscuridad del escenario con el único acompañamiento de su guitarra. “Te debo un baile”, tema originario de Nueva Vulcano que ya ha hecho totalmente suyo, dio comienzo a los bises. “Galatea” fue esculpida esta vez por una sala que permaneció totalmente silenciada durante los tres minutos de duración. Como era de esperar, bajó el telón de esta obra magistral “Tú, Garfunkel”. La banda al completo, incorporada en mitad de Garfunkel, se despedía de Madrid hasta el año que viene.

the new raemon 2

Esta veintena de canciones fueron cautivando una a una de seguido, sin bailes, y esta vez también sin explicaciones. Un concierto en el que no quisieron dejarse ningún tema escondido en el setlist y en el que el público tampoco quiso guardarse una enardecida acogida. Una fiesta de cumpleaños en la que al soplar las velas pediremos otros quince años de agobios con sus taciturnas canciones.

Fotografías: Manuel Colomé

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here