Publicidad

Se está debatiendo mucho estas horas sobre lo agradecida que ha de estar Rigoberta Bandini al Benidorm Fest, lo mucho que le debe y lo poco que debe criticar al festival. Parece que Rigoberta no era nadie antes del Benidorm Fest y, señores y señoras, no es así:

En marzo del 2020, al comienzo de la pandemia, Rigoberta publicaba su primera canción “Too many drugs”. Esta comenzó a viralizarse y artistas como C. Tangana la comenzaron a recomendar. Le siguieron “Fiesta” y “Que Cristo baje”, con las cuales continuó su ascenso en la liga musical. Sin embargo, con “In Spain we call it soledad” volvió a revolucionar el panorama logrando dos grandes éxitos en prácticamente medio año. Este último himno le hizo ganar dos importantes galardones en los Premios MIN: el de “Mejor canción” y “Mejor artista emergente”.

Publicidad - REVELAB studio

 

Estos éxitos le llevaron a participar ese mismo año en el festival de Cachitos Fest de RTVE de Nochevieja. A principios del 2021 publicó “Perra”, el himno que le terminó de consagrar en la escena alternativa como uno de los proyectos más transgresores de los últimos años y la artista revelación de la pandemia. Además, también fue posicionada como la segunda mejor canción del año, según Indiescretos, solo por detrás de Zahara con «Marichane».

Los medios comenzaron a interesarse en ella: apareció en La Resistencia, Late Motiv y Gallery Session, entre otros. Dio un precioso concierto desde el Museo Thyssen y comenzó a ofrecer sus primeros directos con la relajación de las medidas por la pandemia.

Rigoberta bandini

Sus escuchas y seguidores se iban multiplicando a pasos agigantados, siendo una de LAS artistas más importantes e influyentes de la escena alternativa. Fue entonces cuando se convirtió en la segunda artista alternativa con más oyentes mensuales en Spotify, solo por detrás de Zahara, y superando a otras relevantes mujeres como La Bien Querida (la segunda más escuchada meses antes), Anni B Sweet o Amaia. Este crecimiento de Paula se ve en este gráfico obtenido en Spotify en una comparativa con las cifras de La Bien Querida (segunda mujer con más oyentes mensuales de la escena alternativa, según Indiescretos meses antes).

Muchos eurofans la destacaban como una de las artistas que debía representar a España en Eurovisión y cuando llegó el Benidorm Fest y la posibilidad estaba en la mesa, RTVE le ofreció la opción de presentar una canción. Esta canción fue “Ay mamá” y fue la favorita entre el jurado especializado elegido para seleccionar las candidaturas que después llegaron al Benidorm Fest. Además, desde el principio se consolidó como una de las propuestas favoritas de los eurofans, gracias a ese sello característico de Paula en el que mezcla con gran acierto el humor y la crítica social.

Llegó el Benidorm Fest y todos ya conocemos la historia: a pesar de ser la favorita en las encuestas, la más alabada por la crítica y la más escuchada de la audiencia, los votos decisivos del jurado profesional decidieron que Chanel representara a España. Todo esto, a pesar también de que Rigoberta recibió casi cinco veces más de votos que la elegida.

Sin embargo, “Ay mamá” se convirtió en un himno, siendo una de las canciones más escuchadas en España y ganadora en los Premios MIN, por segundo año consecutivo, como la autora de «Mejor canción del año» y también el de «Mejor artista». Todos estos premios y sus dos años de carrera posicionaron a Paula como una de las mujeres y artistas más influyentes del momento.

Los premios MIN coronan a Delaporte, Rigoberta Bandini y Ginebras como grandes talentos | Cultura | EL PAÍS

Hace unos días llenó el Palacio de los deportes, colgando rápidamente el cartel de “no hay entradas”, y en unas semanas repetirá la hazaña en el mismo escenario, con segundo sold out consecutivo. Muchos atribuyen el éxito de su carrera al Benidorm Fest, pero, ¿necesitaba Rigoberta la existencia del Benidorm Fest para ver crecer su proyecto? Sin el festival eurovisivo, ¿realmente Paula no habría llenado un recinto de 10 mil personas? 

Justificar el éxito de una artista en la aparición de un programa parece un poco infantil. Parece que no ha ocurrido lo mismo con compañeros del Benidorm Fest, que, a pesar del auge que tuvieron durante el festival, después no han visto una notoriedad tan presente como Paula. Esta justificación tiene más que ver con una rabia generalizada por las temáticas feministas y reivindicativas que Rigo hace en sus letras, que por un motivo maduro de hate.

Como vemos en el siguiente gráfico, en una comparación de las cifras de Rigoberta con las de Rayden (el artista más popular antes del festival), durante el festival tuvieron su mayor pico de escuchas en la plataforma de streaming. Sin embargo, Rayden volvió a unas cifras bastante similares, aunque algo más elevadas, a las que tenía antes de pasar por el festival de Benidorm.

Sus últimas declaraciones “criticando” el Benidorm Fest han desatado una ola de hate hacia su persona, el cual viene desde hace meses y se intensifica y cuestiona con cada palabra que de su boca sale. Cuesta creer que si en lugar de criticar la censura de los pechos femeninos hubiera cantado versos como «sufre mamón devuélveme a mi chica», sería una personaje muuuucho menos criticada y criticable, sobre todo para una parte de la sociedad que todos identificamos.

Por último, está claro que la exposición que RTVE dio a Rigoberta con el Benidorm Fest, no se la habría dado ninguna agencia de marketing, ni discográfica. Pero, ¿acaso el Benidorm Fest no ganó “credibilidad”, “caché” y “prestigio” llevando a artistas de importante trayectoria y-o reconocimiento como Varry Brava, Azúcar Moreno, Rayden o la propia Rigoberta?

Clave del éxito de la primera edición del Benidorm Fest fueron los nombres de los participantes, combinando artistas emergentes y desconocidos para el público general, como fuera Chanel, con otros de gran recorrido y de gran atracción de seguidores como Rayden. Por lo que, siendo críticos, puede que RTVE y el Benidorm Fest le deban más a estos artistas, que viceversa. Además, esta retroalimentación que se hicieron festival y artistas no les invalida el poder dar una opinión crítica sobre alguna situación vivida en Benidorm, antes o después.

Rigoberta, a día de hoy, es la artista del Benidorm Fest con más oyentes mensuales en Spotify y LA única artista que parece capaz de llenar dos Palacios de los deportes seguidos en apenas unas horas. Además, es la artista de la escena alternativa más escuchada, gracias a su más de un millón de oyentes.

Así cantó Rigoberta Bandini "Ay Mama" en Benidorm Fest

Todo esto convierte en una falta de respeto el excusar el éxito de Paula en una semana de festival, sin tener en cuenta los éxitos cosechados anteriormente, sus números de la actualidad y, lo más importante, su talento y creatividad. El Benidorm Fest le dio visibilidad, pero no le ha dado la «popularidad» que ya tenía antes, ni los éxitos cosechados. ¡Dejemos de cuestionar y justificar los éxitos ajenos, sobre todo cuando estos proceden de mujeres creativas, críticas y progresistas!